Wynton Marsalis

Caravan

Juan Tizol

Juan Tizol, compositor junto a Duke de Caravan.

Continuamos repasando losimprescindibles” para una buena Jam. En esta ocasión el tema a escuchar es Caravan, compuesta por Juan Tizol y Duke Ellington, con letra de Irving Mills.

Solo tenéis que poner en “búsquedas” de vuestro navegador o en YouTube, el nombre del tema Caravan y os quedaréis perplejos de la cantidad de versiones que se han grabado. Y el que más sorprendido se debió quedar fue Tizol, que no se percató de las enormes posibilidades de este clásico. El que sí estuvo mucho más despierto fue Duke Ellington, que reparó inmediatamente sobre las enormes aptitudes comerciales de Caravan y aunque no tenga el honor de ser el primero en grabarla, fue Barney Bigard y sus Jazzopators los que lo hicieron, poco después en mayo de 1937, sería Duke quién la llevó a un estudio de Nueva York para grabarla y hacerla subir dentro de la lista de los veinte mayores éxitos de aquél año y a partir de esa primera grabación, Ellington mantendría “Caravan” en su repertorio durante el resto de su vida.

El aire exótico que proyecta la pieza y la capacidad que tiene para amoldarse, tanto a una jam session como a arreglos más elaborados, la convierten en una pieza viva pese a su edad. El público sigue reconociéndola y apreciándola y en general, sigue suscitando interés y disfrute en un amplio sector de músicos de jazz, lo que le garantiza una enorme vitalidad dentro del repertorio jazzístico incluso en la actualidad.

Comienzo el repaso de versiones, con la original grabada por Barney Bigard y sus Jazzopators en 1936. Los miembros de la banda fueron: Cootie Williams (trompeta), Juan Tizol (trombón), Barney Bigard (clarinete), Harry Carney (saxo barítono), Duke Ellington (piano), Billy Taylor (bajo), Sonny Greer (batería). Todos eran miembros de la orquesta de Duke Ellington, que a menudo se dividía en formaciones más pequeñas para grabar en bandas de pequeño formato. Aunque Ellington colabora en esta grabación, el líder de la sesión fue Bigard.

Ahora recurrimos a Duke, reconocido “alma mater” de Caravan, con una de las múltiples versiones que nos ha legado (esta es de 1952).

Una versión que me ha llamado la atención, es esta que realizaba Wynton Marsalis en directo en 1988.

Practicamente, no ha habido ningún músico jazzero que se haya resistido a dejar grabada una versión de Caravan. Os dejo con la que hacían Dizzy Gillespie (trompeta) Jon Faddis (trompeta) Arturo Sandoval (trompeta) Slide Hampton (trombón) Johnny Griffin (saxo tenor) Hank Jones (piano) Ed Gomez (bajo) y Ed Thipgen (batería).

Esta otra, del poderoso James Carter con el barítono, no me he podido resistir a incluirla, junto a él están Craig Taborn (piano), Jaribu Shahid (doble bass) y Tani Tabbal (batería).

Y para cerrar, un par de versiones tirando a friky de Caravan, que sirven de ejemplo de lo elástico que es este tema para poder incluirlo en cualquier repertorio y estilo. La primera a cargo de la Spanish Brass en el Auditorio Nacional de España el 17 de Enero 2010.

Y esta otra, la que realizan 12 Chelistas de la Berlin Philharmonic Orchestra. Ahí queda eso…

Angel Eyes

Jennifer_FilmPoster

Angel Eyes fue incluida en la banda sonora de la película Jennifer de 1953

Es lunes, así que seguimos con nuestro repaso a los 250 temas imprescindibles para una Jam Session.

Es el turno de otra de mis canciones favoritas, Angel Eyes, compuesta por Matt Dennis y letra de Earl Brent. Aunque compuesta en los años 40, no fue hasta su inclusión en la banda sonora de la película Jennifer de 1953 cuando fue popularmente conocida.

Es una pieza inquietante, su incidencia en las “blue notes” le dan un marcado aire jazzístico, ideal para acompañar atmósferas nocturnas y con aire de cine negro.

Ella Fitzgerald fue de los primeras cantantes de jazz que incluyó Angel Eyes, de forma permanente, en su repertorio.

Esta es la estupenda versión que hace Wynton Marsalis de Angel Eyes.

El atractivo del tema excede al ámbito del jazz y son muchos cantantes de estilos muy diferentes, los que se han atrevido a interpretarlo, cono es el caso de Sting que incluyó esta versión en la banda sonora de Leaving Las Vegas.

Y me quiero despedir con el último verso de la canción, que me gusta de forma especial; “Excuse me while I disappear” (Perdonen que me esfume).