Tommy Flanagan

Body and Soul

coleman_hawkins-body_and_soul

Coleman Hawkins, la referencia al escuchar “Body and Soul”

Es el turno de Body and Soul dentro del repaso a los temas imprescindibles en una buena Jam que se precie. Compuesta por Johnny Green, con letra de Edward Heyman, Robert Sour y Frank Eyton. Es sin duda alguna, una de las “baladas icono” dentro del repertorio jazzístico. Como ya hemos contado en un sin fin de temas, este estándar también nace para un estilo ajeno al jazz, en concreto Johnny Green la compuso por encargo de la actriz británica Gertrude Lawrence, que posteriormente no llegó a grabarla.

Habría que esperar a que Louis Armstrong (¡como no!) lo hiciese en octubre de 1930. Aunque en ese mismo año llegaría al número uno de las listas con la grabación que hiciera Paul Whiteman. Después otros músicos como Benny Goodman y Art Tatum la grabaron valorando las posibilidades que ofrecía la canción en cuanto a improvisación, pero no fue hasta que el saxo tenor Coleman Hawkins la añadiese a su repertorio e hiciera de ella su seña de identidad al realizar su versión grabada en febrero de 1940, cuando el tema fue popularmente conocido.

Body and Soul fue un éxito inesperado por la gran acogida del público, el mismo Coleman no comprendía su popularidad y declararía: “Es curioso que se haya convertido en un clásico, hasta el público de a pie se vuelve loco con ella. Es el primer y único tema que conozco que gusta por igual a los profanos y a la gente del mundillo del jazz, y no sé por qué ni cómo […]”. 

Body and Soul ha logrado trascender a todos los estilos: bebop, cool jazz, hard bop y estilos posteriores que no han logrado hacer mella a su posición estrella dentro del repertorio del jazz. Buena muestra son las versiones de músicos tan importantes y dispares como: Charlie Parker, John Coltrane, Thelonious Monk, Charles Mingus, Sonny Rollins, Stan Getz, el Modern Jazz Quartet, Freddie Hubbard, Wayne Shorter, Bud Powell, Dave Brubeck, Gerry Mulligan, Art Pepper, Sonny Stitt, Dexter Gordon, etcétera.

Comenzamos el repaso con la versión de Louis Armstrong. Los Ángeles, 9 de octubre de 1930

Seguimos ahora con la que realizara Billie Holiday.

Es el turno de quién se le ha identificado más con el tema, Coleman Hawkins

Ahora es el contrabajista Charles Mingus junto a Roy Eldridge (trompeta), Jimmy Knepper (trombón), Eric Dolphy (saxo a alto), Tommy Flanagan (piano), y Jo Jones (batería) quién nos da su original punto de vista sobre Body and Soul en 1960.

Y terminamos con la versión al saxo tenor de John Coltrane junto a McCoy Tyner (piano), Steve Davis (bajo) y Elvin Jones (batería) que hicieran en octubre de 1960.

Anuncios

Bluesette

toots-thielemans

Como todos los lunes, continuamos repasando los “imprescindibles” para una buena Jam, en esta ocasión el tema que centra nuestra atención es Bluesette. Compuesta por el músico belga especializado en la armónica Toots Thielemans y la letra corrió a cargo de Norman Gimbel.

Toots Thielemans, es sobre todo famoso por ser el músico capaz de colocar a la armónica cromática como instrumento solista de pleno derecho dentro del jazz. Con Bluesette además, consiguió llamar la atención de los músicos y cantantes de jazz y rápidamente y se convirtió en un clásico que se interpreta a menudo en cualquier repertorio.

El secreto, una melodía muy pegadiza, su curiosidad es que está escrita en un 3/4, tempo no muy habitual en el mundo jazzístico y además, que pese a su título, no tiene nada que ver con un blues. Quizá la singularidad que la hace más especial, es que Toots la hizo famosa no con la armónica, sino silbándola acompañándose de su guitarra, con esa peculiar manera, ya que era un habilidoso e ingenioso maestro del silbido, consiguió darla a conocer y enamorar a un público que pasó de la sorpresa a canturrearla sin poderlo evitar. Posteriormente la adaptaría a la armónica que es como habitualmente se conoce.

Como suele ser habitual, comenzamos por el original, que como ya hemos comentado no es otro que Toots Thielemans.

La version que hacen Curtis Fuller (Trombón), Benny Golson (Saxo Tenor), Tommy Flanagan (Piano), Jimmy Garrison (Bajo) y Al Harewood (Batería) en su grabación de 1959 a mi me parece estupenda.

Hank Jones (Piano) en 1979 junto a George Duvivier (Bajo) y Alan Dawson (Batería), firmaban esta otra magnífica versión.

Y para terminar, la versión de Bluesette que hacía Ella Fitzgerald y el guitarrista Joe Pass, que como curiosidad habría que señalar que a Ella no le debía entusiasmar la letra que compuso Norman Gimbel, porque todo el tema lo interpreta en “scat” (improvisación vocal) sin hacer mención para nada al texto de la canción.