stan getz

I’ll Remember April

Frank Sinatra popularizó I’ll Remember April en la década de los 60.

En nuestro repaso a los los 250 temas “imprescindibles” para una Jazz Session, nos encontramos con el tema I’ll Remember April, compuesta por Gene de Paul y letra de Patricia Johnston y Don Raye.

Su presentación fue en la película de Abbot y Costello, “Em Cowboy” en 1942, más tarde aparecería en “Ghost Catchers” (1944) y la película homónima “I’ll Remember April” de 1945. Luego la canción pasó al repertorio jazzístico gracias al atractivo que tiene tanto para cantantes como para instrumentistas, por la forma de su peculiar progresión armónica que se desarrolla en una inusual y amplia estructura de cuarenta y ocho compases, dando pié a los solistas a desarrollar y exponer su variedad de recursos.

Hay multitud de versiones y en todos los tiempos posibles, quizá la característica que predomine sea de ralentización de tempo en las versiones cantadas hasta rozar casi la balada y como contrapunto, las versiones instrumentales mucho más briosas moviéndose en tiempos rápidos.

Comenzamos la escucha con la versión que Frank Sinatra realizó en 1962.

El pianista Erroll Garner, tuvo un gran éxito con su versión en 1955.

Ahora es el saxo tenor Stan Getz quién nos muestra sus recursos en I’ll Remember April, grabada en directo en Estocolmo en 1983.

El omnipresente Miles Davis también nos dejó en 1954 su peculiar visión de I’ll Remember April.

Fulminante Art Pepper, con su versión incluida en el disco Among Friends.

También el saxo barítono Gerry Mulligan junto al saxo alto Lee Konitz, que por cierto nos ha dejado muestra de I’ll Remember April en seis décadas distintas, ésta es de1953.

Y para terminar, la versión de ese monstruo llamado Charles Mingus con su quinteto.

Anuncios

I Want to Be Happy

Vincent Youmans y Irving Caesar (dcha.) compositores de música y letra.

Continuamos repasando los “imprescindibles” para una buena Jam, en esta ocasión el tema es I Want to Be Happy. La canción es de las que se te quedan pegadas al cerebro como un chicle al zapato y no hay manera de quitártela de la cabeza. Red Nichols con su versión de 1930, llegó a situarla entre los veinte primeros de las listas en pleno auge del swing. Posteriormente Glenn Miller, también realizó su versión de “I Want to Be Happy”, dando como resultado un swing bailable a tono con los gustos de la época, siendo la canción de cara “B” ni más ni menos que de “In the Mood”.

Más tarde, poco a poco, “I Want to Be Happy” fue calando en los repertorios jazzísticos gracias a la ductilidad de su armonía, que permite una improvisación con multitud de enfoques y de ahí surgieron versiones como las de Jo Jones, Stan Getz, Roy Eldridge o Lester Young.

Como curiosidad, comentar que Irving Caesar el autor de la letra, tenía cierta tendencia a escribir letras que hablaran sobre la felicidad: “Sometimes I’m Happy”, “Help Yourself to Happiness”, “I’m Healthy ’Cause I’m Happy” y otra titulada simplemente “Happy” y que ése ánimo vital quizá influyese en su longeva vida, murió con ciento y un años, habrá que tomar nota…

Glenn Miller y su orquesta, firmó ésta magnífica versión al más puro estilo swing en 1939.

Ahora, son Nat King Cole, Stan Getz y Roy Eldridge quienes nos ofrecen su energética versión.

Lester Young junto a Buddy Rich en la batería y de nuevo Nat King Cole al piano, también grabaron esta estupenda versión con el sello inconfundible del tenor de Lester Young.

Una mirada más moderna, es la que nos propone el saxo tenor Al Cohn en su versión.

Y por último, una curiosidad, la versión de I want to be happy de parte de la Sant Andreu Jazz Band.

Garota de Ipanema

Heloísa Pinheiro

Heloísa Pinheiro, fue la musa de “The Girl from Ipanema”.

Siguiendo con el repaso por orden alfabético a los 250 temas imprescindibles para una Jam Session, le toca el turno al tema Garota de Ipanema (The Girl from Ipanema). Compuesta por Antonio Carlos Jobim y letra de Vinicius de Moraes (letra en inglés de Norman Gimbel).

Ni por asomo Jobim y Moraes se imaginaban el gran éxito que iba a representar la canción que compusieron en 1962. Según cuentan, Jobim que era cliente habitual del bar Veloso, situado cerca de la playa de Ipanema, en Río de Janeiro, quedó prendado de una adolescente carioca que solía pasar caminando por delante de ese mismo bar. La chica, captó la atención del compositor que estaba trabajando en esa época junto a Vinicius de Moraes en una comedia musical, Jobim quiso que su amigo viese también el donaire de la chica y no tardaron en tener preparada una canción de bossa nova cuya musa no era otra que la joven de los paseos playeros, que por cierto se llama Heloísa Pinheiro y gracias a “Garota de Ipanema” ha tenido numerosos y rentables negocios explotando su relación con la composición.

La versión más conocida y culpable en gran medida de su éxito fue la que realizara Stan Getz junto a João Gilberto y Astrud Gilberto, posteriormente ha habido un sinfín de versiones, unas más afortunadas que otras. Después del tremendo éxito y popularidad que tuvo,“Garota de Ipanema”, pasó a escucharse en cualquier lugar y fue adaptada de cualquier manera y a cualquier estilo, llegando a veces a un deterioro totalmente empalagoso muy alejado de su frescura primitiva, ello ha ocasionado que en muchas ocasiones, se la pueda incluir dentro del término que se conoce como “música de ascensor”.

Comenzamos con la versión que la hizo famosa Stan Getz junto a João Gilberto y Astrud Gilberto.

Seguimos con esta estupenda versión realizada por estos dos monstruos del saxo, Art Pepper y Zoot Sims.

Original esta propuesta que en 1965 proponía Archie Shepp (saxo tenor) junto a: Ted Curson (trompeta), Joseph Orange (trombón), Marion Brown (saxo alto), Reggie JohnsonDavid Izenzon (bajo) y Joe Chambers – J.C. Moses (batería).

Y para terminar, tres versiones cantadas por tres interpretes femeninas muy diferentes entre sí: Eliane Elias, Diana Krall y Amy Winehouse.


Coltrane y Getz, mano a mano

fall_foliage_new_york

Nos hemos adentrado en el otoño, estación del año que a mi personalmente me gusta especialmente. Por ese motivo, quiero compartir con vosotros el tema otoñal por antonomasia, Autumn in New York, esta vez en versión instrumental e interpretada por nada menos que Jonh Coltrane y Stan Getz (saxo tenor), Wynton Kelly (piano), Paul Chambers (contrabajo) y Jimmy Cobb (batería). Donde, tanto Coltrane como Getz se muestran como lo que eran, unos maestros.

Y ya que estamos, no me puedo resistir a continuar escuchándolos en la misma sesión de grabación realizada en Alemania en 1960, con el tema Hackensack. En esta ocasión al piano les acompaña .

Buen fin de semana para todos/as