Sonny Rollins

Good Morning Heartache

Irene Higginbotham

De izquierda a derecha: Donegan (pianista), Billie Holiday, Irene Higginbotham (compositora de la canción) y Kenny Clarke (batería)

Seguimos escuchando tema a tema los 250 imprescindibles para una Jam Session. En esta ocasión con la canción Good Morning Heartache, compuesta por Irene Higginbotham  junto a Dan Fisher y letra de Ervin Drake.

Billie Holiday prestaría su voz a esta preciosa y triste canción, grabándola en 1946 y quedando para la posteridad como una de sus mejores canciones. Sin embargo no fue ella la que consiguió más éxito con éste tema, sino que paradójicamente fue Diana Ross interpretando a la propia “Lady Day” en la película “Lady Sings the Blues“, quien logro subir Good Morning Heartache a los primeros puestos de la listas de éxitos en 1973.

Por otro lado, me gustaría llamar la atención sobre el desconocimiento prácticamente absoluto que se tiene sobre la autora de Good Morning Heartache. En una primera mitad del siglo XX donde las mujeres, y aún más si eran de raza negra, estaban prácticamente excluidas de un mundo con un claro dominio masculino como el del jazz, era prácticamente insólito que una mujer compositora tuviera cabida, hasta tal punto pasó al olvido Irene Higginbotham que según cuenta Ted Giogia, durante mucho tiempo “se la confundiría con Irene Kitchings, la esposa del pianista Teddy Wilson, y hubieron de pasar años antes de que alguien investigase el asunto a fondo y demostrase que se trataba de dos mujeres distintas“. Lo que al final parece claro es que en el registro de la Sociedad americana de compositores, autores y editores (ASCAP) hay registradas más de  40 composiciones suyas, aunque algunos estudiosos y musicólogos especulan que Higginbotham podría haber compuesto un número mayor, que nunca fueron publicados o donde se registró con el seudónimo “Glenn Gibson“, en lo que probablemente fue un intento de ocultar el hecho de ser mujer y por tanto correr el riesgo de que no tuvieran la oportunidad de publicarse.

Esta canción tiene un gran atractivo entre los vocalistas, por ello, prácticamente todas las versiones que traigo son cantadas. Comienzo con la versión de Billie Holiday. El vídeo lleva incluida la traducción de la letra, que en la mayoría de las ocasiones tiene tanta importancia como la música y es una pena no conocer la belleza melancólica que destila la canción.

Sigo con la estupenda versión que realizara Cassandra Wilson con su peculiar estilo.

Ahora traigo una versión más cercana al pop, la realizada por Jamie Cullum junto a la cantante Laura Mvla.

Sigo con otra versión cantada, también actual, pero esta vez a cargo de una voz masculina, la de José James.

Y para terminar una instrumental, nada menos que a cargo Sonny Rollins.

Hasta la próxima y que la música os acompañe.

Django

s-django

Cubierta del disco de la Modern Jazz Quartet, donde se editó Django.

Comienza una nueva semana y continuamos repasando los “imprescindibles” para una buena Jam. En esta ocasión el tema a escuchar es Django. Compuesta por John Lewis pianista del Modern Jazz Quartet, como homenaje a su amigo el increíble guitarrista belga Django Reinhardt, poco después de la muerte de éste.

Como homenaje póstumo, el tema contiene un preámbulo que exprime ese sentimiento, para luego desarrollar una melodía sencilla, saltarina y cálida que pudiera estar en contraposición al efecto inicial, me imagino que esa era la intención de Lewis. Django es sin duda una de sus composiciones más conocidas.

Comenzamos la escucha de las versiones, con este vídeo del ‪Modern Jazz Quartet‬, grabado en directo en el The Zelt Musik Festival de Freiburg. Alemania en 1987

Es el turno de la guitarra de Joe Pass, con un swing que echa para atrás.

A mi me ha encantado la versión que hacen de DjangoWynton Marsalis y John Lewis en el Umbria Jazz 2000. Absolutamente blusera.

Y para terminar esta cata de versiones, os propongo que escuchéis esta descarnada y sin compasión que hizo Sonny Rollins, junto a Herbie Hancock (piano), Ron Carter (contrabajo) y Roy McCurdy (batería). No puede dejar a nadie indiferente.

But Not for Me

Girl Crazy

Cartel de la versión cinematográfica del musical Girl Crazy (1932).

Gershwin compuso este tema que me da pie a retomar hoy lunes, el repaso a los 250 temas imprescindibles para una Jam Session. Ira Gershwin, fue la autora de la letra. But Not for Me, fue escrita para el musical de Broadway Girl Crazy (1930) y posteriormente utilizada en la adaptación del mismo musical llevado al cine, además de otras varias propuestas cinematográficas como: Manhattan (1979), de Woody Allen; Cuando Harry encontró a Sally (1989), de Rob Reiner; y Cuatro bodas y un funeral (1994), de Mike Newell.

En el mundo del jazz, donde más interés causó fue dentro del estilo cool jazz y seguramente la versión de Chet Baker que hizo en 1954, sea una de las más logradas y que ha pasado como la “versión col” por antonomasia,  tanto por su interpretación vocal, como por el lírismo de su solo de trompeta.


Otra versión peculiar y destacable fue la que realiza Miles Davis junto a Sonny Rollins, Horace Silver y Kenny Clarke en su disco ‪Bag’s Groove 1954‬.

Pero llego Coltrane y en su disco My Favorite Things, le dio una vuelta de calcetín a la composición de Gershwin, logrando una auténtica clase práctica sobre la utilización de los conceptos armónicos que manejaba en esa época.

En Copenhague, Dexter Gordon en directo en su álbum Take The A Train (1967) , graba una portentosa versión llena de intensidad y energía, que dota a But Not for Me de un aire absolutamente diferente muy alejado de la edulcorada lectura de los años 30/40.

En esta ocasión, para terminar el repaso a But Not for Me, os remito a la versión que realizara Ella Fitzgerald que durante mucho tiempo fue la voz asociada a este estándar.

Bemsha Swing

thelonious-monk

Thelonious Monk

Seguimos internándonos en los temas imprescindibles para una buena Jam que se precie y es el turno de Bemsha Swing, compuesta por Thelonious Monk y Denzil Best.

Nada más escucharlo, podemos identificar que es un tema de Monk, con su estilo característico y su forma de colocar la nota en su sitio, pero buscando romperte la cadera mientras lo escuchas, a su vez, Bemsha Swing destila un cierto aire caribeño gracias a su coautor Denzil Best (originario de Barbados), que suaviza el estilo característico “monkiano”.

Desde la década 50 (el tema lo grabó Monk por primera vez en 1952) hasta los 80, pocas versiones de “Bemsha Swing” se grabaron, en un principio no fue muy tenido en cuenta por los músicos de jazz en general, eso no quita que se hicieran unas estupendas versiones por los pesos pesados en esos momentos, como fue la que realizó Miles Davis junto a Monk en 1954 para el sello Prestige. O la que realizara John Coltrane junto al trompetista Don Cherry en 1960. Bill Evans, también se animó a realizar su versión de Bemsha Swing en 1963.

No fue hasta finales de los 80,  que Bemsha Swing se incorporó por pleno derecho a los repertorios de múltiples músicos de jazz, consiguiendo la atención y reconocimiento que merece un tema tan vital y pegadizo.

Y sin más preámbulo vamos a escuchar alguna versión del tema.

Comenzamos con la que hacía Monk junto a Sonny Rollins, en el disco del primero denominado Brilliant Corners.

Seguimos con la versión que nos sugiere el trombonista JJ Johnson. Grabada en Nueva York (1965).

La que os propongo ahora, es la versión que grabaron en 1990 Ron Carter al bajo y Houston Person con el saxo alto, me ha gustado mucho por su sencillez, claridad y calidez de su propuesta

Y para finalizar, la propuesta sui géneris que hacía el grupo Ret Hot Chili Peppers en directo y que denominaron F.U., donde incluso se permitieron la licencia de añadir una letra al tema.