Scott Hamilton

Indiana

Hoy, dentro del repaso a los temas imprescindibles para una buena Jam que se precie, escuchamos el tema Indiana, compuesta por James F. Hanley y letra de Ballard MacDonald en 1917.

James F. Hanley

El título completo del tema es “Back Home in Indiana” y aunque no sea el himno del estado homónimo, sí que es la canción más conocida que rinde homenaje al estado. Y nos puede servir como vehículo para recorrer el devenir musical jazzístico de todo un siglo. La primera grabación de “Indiana” que podríamos colocar en un lugar de honor ya que apareció en uno de los primeros discos de la historia del jazz, fue la realizada por la Original Dixieland Jazz Band en 1917. Una década después Eddie Condon, la grabaría en 1928, y al año siguiente la big band de Red Nichols, que contaba con Benny Goodman, al clarinete y en los arreglos a Glenn Miller, la recrearon en un incipiente estilo swing.

Después de su adaptación a la era del swing a través de las Big Bands de la época, paso a ser interpretada por grupos más pequeños, entre los que podemos destacar la versión del saxofonista Chu Berry, en 1937, o la de Lester Young, junto a Nat King Cole, en 1942 y con Count Basie, en 1944. También los músicos cercanos al bebop, se animaron a grabar sus versiones, fue el caso del trío de Bud Powell, o de Charlie Parker, aunque no obstante, éste último sea más conocido por haber usado la secuencia armónica de “Indiana” en su pieza “Donna Lee”.

Posteriormente, Louis Armstrong convertiría “Indiana” en pieza fija de su repertorio. Y en las décadas de 1940/50, el estilo Nueva Orleans tuvo su resurgir y fueron varios artistas quienes relanzaron el tema, así aparecieron las versiones de Sidney Bechet, Bunk Johnson o Mutt Carey. Luego lo harían Stan Getz, Clifford Brown o Zoot Sims entre otros.

Comenzamos como solemos, por el principio con la Original Dixieland Jazz Band, grabando el 31 de mayo de 1917, en Nueva York, la primera versión de “Back Home in Indiana“. Una grabación histórica.

Poco después, Red Nichols junto a Benny Goodman y arreglos de Glenn Miller, lo harían en Nueva York, el 18 de abril de 1929.

El quinteto de Lester Young (con Count Basie), nos dejó esta estupenda versión grabada en Los Ángeles, el 15 de julio de 1942.

Ahora es Joe Venuti y Zoot Sims, quienes nos dejan su versión extraída de su disco Joe and Zoot. Nueva York, 27 de septiembre de 1973.

Otra peculiar versión es la realizada por Richard “Groove” Holmes, y su sonido particular gracias a sus órganos Hammond B-3. En Nueva York, el 22 de abril de 1966.

Y os dejo con dos versiones más actuales, la primera la de Scott Hamilton. Grabada en directo en Bologna en 2013.

Y la segunda, la que realizara Greg Osby, extraída de su disco The Invisible Hand. Grabado en Brooklyn el 9 de septiembre de 1999.

Anuncios

Everything Happens to Me

jimmydorsey6

Tommy Dorsey y su orquesta contaba con el joven cantante Frank Sinatra

Volvemos a retomar a la particular lista de los 250 estándar de jazz propuesta por Ted Gioia, con el tema Everything Happens to Me, compuesto por Matt Dennis y letra de Tom Adair por encargo de Tommy Dorsey para incorporarla al repertorio de su orquesta. Con ella Dorsey consiguió colocarse entre los diez primeros de la lista de éxitos de 1941, con Frank Sinatra como cantante, que supo extraer partido a una melodía conmovedora. Aunque basta con escuchar la interpretación que posteriormente realizara de Billie Holiday, para poder apreciar en todo su esplendor la intensidad de esta composición.

Durante la Segunda Guerra Mundial, la canción quedó relegada de los repertorio de la era swing para resurgir como estándar al término de la guerra, cuando músicos como el pianista Bud Powell, Max Roach o el mismo Charlie Parker la incluyeran en sus repertorios. Después fueron otros muchos intérpretes de talla como Thelonious Monk, Stan Getz, Lee Konitz, Gerry Mulligan, Chet Baker, Paul Desmond o Art Pepper los que grabarían sus versiones hasta llegar a las más recientes como las de los saxofonistas Branford Marsalis o Jerry Bergonzi.

En definitiva, una melodía intemporal, pegadiza, intensa y magníficamente estructurada que no deja de ganar seguidores con el tiempo.

Comenzamos con la grabación original, la que realizara Tommy Dorsey y su orquesta con Frank Sinatra como cantante.

En 1959 Thelonious Monk grababa ésta versión incluida en su Thelonious Alone in San Francisco.

Ahora es el turno del saxo tenor Scott Hamilton quien lograba una versión llena de sentimiento.

Y para finalizar el repaso a las versiones, os dejo con esta mucho más actual realizada por el que fuera protagonista de uno de los últimos post en mibandamemata, ‪Paolu Fresu acompañado al piano por Uri Caine‬.