Roy Eldridge

I Want to Be Happy

Vincent Youmans y Irving Caesar (dcha.) compositores de música y letra.

Continuamos repasando los “imprescindibles” para una buena Jam, en esta ocasión el tema es I Want to Be Happy. La canción es de las que se te quedan pegadas al cerebro como un chicle al zapato y no hay manera de quitártela de la cabeza. Red Nichols con su versión de 1930, llegó a situarla entre los veinte primeros de las listas en pleno auge del swing. Posteriormente Glenn Miller, también realizó su versión de “I Want to Be Happy”, dando como resultado un swing bailable a tono con los gustos de la época, siendo la canción de cara “B” ni más ni menos que de “In the Mood”.

Más tarde, poco a poco, “I Want to Be Happy” fue calando en los repertorios jazzísticos gracias a la ductilidad de su armonía, que permite una improvisación con multitud de enfoques y de ahí surgieron versiones como las de Jo Jones, Stan Getz, Roy Eldridge o Lester Young.

Como curiosidad, comentar que Irving Caesar el autor de la letra, tenía cierta tendencia a escribir letras que hablaran sobre la felicidad: “Sometimes I’m Happy”, “Help Yourself to Happiness”, “I’m Healthy ’Cause I’m Happy” y otra titulada simplemente “Happy” y que ése ánimo vital quizá influyese en su longeva vida, murió con ciento y un años, habrá que tomar nota…

Glenn Miller y su orquesta, firmó ésta magnífica versión al más puro estilo swing en 1939.

Ahora, son Nat King Cole, Stan Getz y Roy Eldridge quienes nos ofrecen su energética versión.

Lester Young junto a Buddy Rich en la batería y de nuevo Nat King Cole al piano, también grabaron esta estupenda versión con el sello inconfundible del tenor de Lester Young.

Una mirada más moderna, es la que nos propone el saxo tenor Al Cohn en su versión.

Y por último, una curiosidad, la versión de I want to be happy de parte de la Sant Andreu Jazz Band.

Anuncios

Body and Soul

coleman_hawkins-body_and_soul

Coleman Hawkins, la referencia al escuchar “Body and Soul”

Es el turno de Body and Soul dentro del repaso a los temas imprescindibles en una buena Jam que se precie. Compuesta por Johnny Green, con letra de Edward Heyman, Robert Sour y Frank Eyton. Es sin duda alguna, una de las “baladas icono” dentro del repertorio jazzístico. Como ya hemos contado en un sin fin de temas, este estándar también nace para un estilo ajeno al jazz, en concreto Johnny Green la compuso por encargo de la actriz británica Gertrude Lawrence, que posteriormente no llegó a grabarla.

Habría que esperar a que Louis Armstrong (¡como no!) lo hiciese en octubre de 1930. Aunque en ese mismo año llegaría al número uno de las listas con la grabación que hiciera Paul Whiteman. Después otros músicos como Benny Goodman y Art Tatum la grabaron valorando las posibilidades que ofrecía la canción en cuanto a improvisación, pero no fue hasta que el saxo tenor Coleman Hawkins la añadiese a su repertorio e hiciera de ella su seña de identidad al realizar su versión grabada en febrero de 1940, cuando el tema fue popularmente conocido.

Body and Soul fue un éxito inesperado por la gran acogida del público, el mismo Coleman no comprendía su popularidad y declararía: “Es curioso que se haya convertido en un clásico, hasta el público de a pie se vuelve loco con ella. Es el primer y único tema que conozco que gusta por igual a los profanos y a la gente del mundillo del jazz, y no sé por qué ni cómo […]”. 

Body and Soul ha logrado trascender a todos los estilos: bebop, cool jazz, hard bop y estilos posteriores que no han logrado hacer mella a su posición estrella dentro del repertorio del jazz. Buena muestra son las versiones de músicos tan importantes y dispares como: Charlie Parker, John Coltrane, Thelonious Monk, Charles Mingus, Sonny Rollins, Stan Getz, el Modern Jazz Quartet, Freddie Hubbard, Wayne Shorter, Bud Powell, Dave Brubeck, Gerry Mulligan, Art Pepper, Sonny Stitt, Dexter Gordon, etcétera.

Comenzamos el repaso con la versión de Louis Armstrong. Los Ángeles, 9 de octubre de 1930

Seguimos ahora con la que realizara Billie Holiday.

Es el turno de quién se le ha identificado más con el tema, Coleman Hawkins

Ahora es el contrabajista Charles Mingus junto a Roy Eldridge (trompeta), Jimmy Knepper (trombón), Eric Dolphy (saxo a alto), Tommy Flanagan (piano), y Jo Jones (batería) quién nos da su original punto de vista sobre Body and Soul en 1960.

Y terminamos con la versión al saxo tenor de John Coltrane junto a McCoy Tyner (piano), Steve Davis (bajo) y Elvin Jones (batería) que hicieran en octubre de 1960.

Blue Moon

hollywood_party__title_card_

Cartel de la película Hollywood Party (1934)

Fieles a la cita de los lunes, continuamos con el repaso de los 250 temas “imprescindibles” para una Jazz Session. Después de Blue Monk de la semana pasada, continuamos en la zona “blue” pero esta vez le corresponde el turno a Blue Moon. Compuesta por Richard Rodgers, con letra de Lorenz Hart.

Este estándar en un principio estaba pensada para una secuencia de la película Hollywood Party (1934), que no se llegó a incluir entonces Rodgers la recicló modificando su letra denominándola “The Bad in Every Man”, e incluyéndola en la película Manhattan Melodrama en la que participaba Clark Gable.

Pero ahí no termina la historia, tras el pobre éxito tanto de la película mencionada como de la música, la canción sufrió aún más modificaciones a causa de la Metro Goldwyn Mayer que solicitó a Hart, una nueva letra de marcado cariz romántico y por fin lograron el éxito con “Blue Moon”.

Vamos a empezar el repaso a las versiones de Blue Moon, con esta de Coleman Hawkins junto al guitarrista Django Reinhardt, Stéphane Grappelli al piano (no a su habitual violín) junto a otros músicos franceses en marzo de 1935.

En 1954 Dizzy Gillespie y Roy Eldridge hicieron este magnífico duelo de trompetas, dotando a Blue Moon de una vitalidad que hasta ese momento no había tenido y alejándola del habitual tono romanticón empalagoso.

También Dave Brubeck junto a Paul Desmond en 1952 disfrutaron realizando esta estupenda versión de Blue Moon.

Y para terminar, una retorcida y genial vuelta de tuerca (2012) que hacen el grupo The Bad Plus, Ethan Iverson (piano), Reid Anderson (contrabajo) y Dave King (batería). Convirtiendo Blue Moon en prácticamente irreconocible.