Paul Francis Webster

Invitation

Bronislau Kaper

Siguiendo con el repaso por orden alfabético a los 250 temas imprescindibles para una Jam Session, que nos propone en su libro Ted Gioia, nos topamos con “Invitation”. Compuesta por Bronislau Kaper, y letra de Paul Francis Webster en 1950.

La primera vez que se escuchó “Invitation”, fue en la película A Life of Her Own (1950), protagonizada por Lana Turner y pasó, como el propio filme, sin pena ni gloria. En 1952, volvió a formar parte de otra banda sonora, en éste caso como tema central de la película homónima “Invitation”. Y hasta ahí hubiese dado de sí su recorrido, si no fuese porque era y es un tema que despierta la curiosidad de los músicos de jazz. Fue John Coltrane quién en un principio se apropió de ella interpretándola en el disco Standard Coltrane, que grabó para el sello Prestige en 1958, después de esa grabación, vendría otras muchas a cargo de Stan Getz, John Henderson, Art Blakey con los Jazz Messengers, Bill Evans, Jaco Pastorius y muchos otros hasta nuestros días.

Invitation” se adapta, como todo buen estándar, a variedad de interpretaciones y formas de sentir. Es curioso que un desconocido inmigrante polaco como Bronislaw Kaper, que llegó a Estados Unidos, como otros muchos, huyendo de la barbarie nazi, lograra componer canciones que conllevan ese “gen” típico de la esencia del jazz, capaz de cautivar a músicos de la talla de los ya mencionados y que su obra posea la capacidad de sobrevivir al paso del tiempo con la frescura y el atractivo que “Invitation” posee, logrando que tanto esta canción como otras dos composición suyas “On Green Dolphin Street” y “All God’s Chillun Got Rhythm”, hayan tenido el enorme prestigio e influencia que aún hoy mantienen.

Comenzamos la escucha de las versiones con la que seguro fue la confirmación de que estábamos ante una composición especial, la de John Coltrane, extraída de su trabajo Standard Coltrane, en julio de 1958.

Ahora bien, quizá mi preferida sea ésta de Art Blakey, con una formación de lujo: Wayne Shorter (saxo tenor), Lee Morgan (trompeta), Bobby Timmons (piano) y Jymie Merrit (bajo). Contenida en su disco Impulse!, en junio de 1961.

Joe Henderson, también se vio cautivado por ésta composición y nos dejó ésta grabación dentro de su álbum Tetragon, en mayo de 1968.

En una interpretación mucho más actual (2009), el trompetista Roy Hargrove nos deja éste vídeo grabado en directo.

Y para terminar la secuencia, os dejo con la versión del mítico Jaco Pastorius, grabada en directo con su big band en septiembre de 1982.


 

Anuncios

I Got It Bad (and That Ain’t Good)

El saxofonista alto Johnny Hodges

Seguimos internándonos en los temas imprescindibles para una buena Jam que se precie y es el turno de I Got It Bad (and That Ain’t Good), compuesta por Duke Ellington y letra de Paul Francis Webster.

I Got It Bad (and That Ain’t Good) formaba parte de la partituras para Jump for Joy, un musical que se estrenó en el Mayan Theater de Los Ángeles en el verano de 1941 y ésta canción, fue prácticamente lo único que quedó de las enormes expectativas que Duke Ellington tenía puestas en dicho musical. El tema estaba compuesto para la interpretación de la cantante Ivie Anderson, pero fue el saxofonista alto Johnny Hodges primer saxo de la cuerda de su big band, quien acapara toda la atención con su deslumbrante introducción de la melodía con su glissando carazterístico.
En poco tiempo aparecieron versiones del tema por otros intérpretes como las de Ella Fitzgerald, Earl Hines, Stan Kenton, Jimmy Dorsey, Bunny Berigan y Benny Goodman entre otros.

I Got It Bad (and That Ain’t Good) es una de las canciones que más fama han dado a Duke Ellington y eso, a nadie se le debe escapar, es decir mucho.

Duke Ellington con un Johnny Hodges al saxo alto deslumbrante en el famoso Festival de Jazz de Newport de 1956, donde la orquesta de Ellington causó casi un disturbio.

Como versión cantada, traigo ésta, impresionante, realizada por Nina Simone.

Zoot Sims con su tenor fue uno de los muchos músicos atraidos por ésta melodía.

Ahora dos genios unidos: Duke Ellington y Louis Armstrong.

El trompetista Donald Byrd con el grupo formado por: Sonny Red (saxo alto), Hank Mobley (tenor), McCoy Tyner (piano), Walter Booker (bajo) y Freddie Waits (batería), también dejaron grabada su versión.

Y para terminar, la propuesta del inigualable Thelonious Monk.