Max Roach

Epistrophy

Epistrophy Thelonious Monk

Tras unos cuantos temas con unos tempos próximos a las baladas, tomamos tierra con éste denominado Epistrophy, compuesto por Thelonious Monk y Kenny Clarke. El batería Clarke aseguraba que él había compuesto la melodía y que Monk se había limitado a construir la progresión armónica. No quiero quitar mano a Clarke, pero creo que es evidente que toda la pieza destila Monk por los cuatro costados.

Curiosamente fue el trompetista Cootie Williams quién grabó “Epistrophy”, aunque con el título de Fly Right, por primera vez en 1942, aunque la grabación tardaría años en verse publicada.

Monk grabó “Epistrophy” en estudio por primera vez en 1948, junto al vibrafonista Milt Jackson. Posteriormente el pianista dejaría más de cincuenta grabaciones de esta pieza a lo largo de su carrera. Quizá Thelonious Monk en su época resultase un tanto peculiar y singular para el gusto popular dominante, pero tras su muerte en 1982, “Epistrophy” comenzó a ganar adeptos entre los músicos de jazz hasta convertirse en un clásico recurrente.

Comenzamos con la primera y peculiar versión que se grabó de Epistrophy y que no es otra que la que realizara el trompetista Cootie Williams en 1942 con su orquesta, logrando darle un aire “casi swing” a la composición.

Ahora es el propio Monk junto a Charlie Rouse en el saxo tenor, Larry Gales en el bajo y Ben Riley en la batería quienes grababan en directo en Japón, esta estupenda muestra de buen hacer.

Y si hablamos de versiones “peculiares”, la que os dejo a continuación a cargo de otro genio: Eric Dolphy con su clarinete bajo en directo en Holanda en 1964, no puede dejar indiferente.

Otra versión que merece ser destacada por lo original de su concepción, es la que realizo Max Roach, en su disco M’Boom de julio de 1979.

Y para cerrar éste repaso a las versiones de Epistrophy, os dejo con el imaginativo enfoque que hace del tema el guitarrista Charlie Hunter.

Anuncios

Cherokee

cherokee

Como todos los lunes, continuamos repasando los “imprescindibles” para una buena Jam, en esta ocasión el tema es Cherokee, compuesta por el compositor inglés Ray Noble, formaba parte originalmente como el primer movimiento de un total de cinco, que el compositor realizó para su “Indian Suite”. Como suele ser habitual en las exaltaciones, por autores ajenos, de pueblos indígenas, la composición poco tenía que ver ni con el sentir ni con la cultura de los primeros pobladores de Norteamérica.

En principio, como concibió el tema Noble y como lo grabaron en la década de los 30 orquestas como la de Count Basie o Charlie Barney, la melodía estaba formada por notas amplias resultando una melodía sencilla y pegadiza, pero pronto, el tema se lo apropiaron músicos próximos al estilo bebop, reconvirtiendo el estándar en una alocada modulación de acordes, donde el músico lo utilizaba como medio para realizar verdaderos ejercicios vertiginosos en un tempo reservado solo a los muy virtuosos. En ese sentido, quizá la versión más representativo fuera la  realizada por Charlie Parker y que posteriormente utilizando los cambios de acorde de “Cherokee”, lo convirtiera en un ejercicio frenético denominado “Ko-Ko”, grabado con Dizzy Gillespie en 1945 para el sello Savoy.

Comienzo el repaso de versiones, con la que realizó Count Basie y su orquesta en febrero de 1939


Posteriormente la composición fue adquiriendo un aire mucho más bebop, como lo demuestra esta estupenda versión realizada en 1955 por Clifford Brown (trompeta), Harold Land (saxo tenor), Richie Powell (piano), George Morrow (bajo) y Max Roach (batería).

O la famosa interpretación de Cherokee que hacía Charlie Parker.

Aunque la versión que más me ha impresionado, es esta que realizaba Wynton Marsalis en directo en 1996.

Billie’s Bounce

CHARLIE_PARKER5

Es lunes y por tanto, seguimos con el repaso por orden alfabético a los 250 temas imprescindibles para una Jam Session. Esta semana nos ocupamos de todo un himno del bebop, se trata de Billie’s Bounce compuesta por Charlie Parker en 1945.

Si ya en otras ocasiones, he comentado respecto a otros estándars de jazz la poca o nula variación que habían sufrido a lo largo del tiempo, Billie’s Bounce es otro claro ejemplo, he buscado y rebuscado y todas las versiones que he encontrado son prácticamente clones de la primera grabación que grabó Parker para el sello Savoy. En aquella ocasión contó en la trompeta con un joven trompetista de diecinueve años que se llamaba Miles Davis y fue más que nada, porque su habitual compañero y amigo Dizzy Gillespie, tuvo que dejar la trompeta y encargarse del piano en esa grabación porque el pianista Bud Powell, que originariamente era el que iba a encargarse de hacerlo, estaba en otra ciudad y no llegaba a tiempo para la grabación. Anécdotas aparte, la interpretación que hace Charlie Parker, sobre todo en el solo, fue y seguirá siendo, fuente inagotable para multitud de saxofonistas que han transcrito y estudiado su solo a fondo.

A partir de ahí, han sido muchos y variados los músicos que han realizado versiones de Billie’s Bounce, entre todas, he elgido estas para ilustrar sonoramente este post.

En primer lugar, como creo no puede ser de otra manera, la original grabada en los WOR Studios de Nueva York el 2 de noviembre de1945. Con Charlie Parker (saxo alto), Miles Davis (trompeta), Dizzy Gillespie (piano), Curly Russell (bajo) y Max Roach (batería).

Otra antológica versión, fue la realizada en 1957 por Stan Getz y J.J. Johnson en el Opera House de Los Ángeles.

Y para terminar, la realizada por Keith Jarrett (piano), Gary Peacock (bajo) y Jack Dejohnette (batería), grabada en directo en Tokio (1996).