Keith Jarrett

Billie’s Bounce

CHARLIE_PARKER5

Es lunes y por tanto, seguimos con el repaso por orden alfabético a los 250 temas imprescindibles para una Jam Session. Esta semana nos ocupamos de todo un himno del bebop, se trata de Billie’s Bounce compuesta por Charlie Parker en 1945.

Si ya en otras ocasiones, he comentado respecto a otros estándars de jazz la poca o nula variación que habían sufrido a lo largo del tiempo, Billie’s Bounce es otro claro ejemplo, he buscado y rebuscado y todas las versiones que he encontrado son prácticamente clones de la primera grabación que grabó Parker para el sello Savoy. En aquella ocasión contó en la trompeta con un joven trompetista de diecinueve años que se llamaba Miles Davis y fue más que nada, porque su habitual compañero y amigo Dizzy Gillespie, tuvo que dejar la trompeta y encargarse del piano en esa grabación porque el pianista Bud Powell, que originariamente era el que iba a encargarse de hacerlo, estaba en otra ciudad y no llegaba a tiempo para la grabación. Anécdotas aparte, la interpretación que hace Charlie Parker, sobre todo en el solo, fue y seguirá siendo, fuente inagotable para multitud de saxofonistas que han transcrito y estudiado su solo a fondo.

A partir de ahí, han sido muchos y variados los músicos que han realizado versiones de Billie’s Bounce, entre todas, he elgido estas para ilustrar sonoramente este post.

En primer lugar, como creo no puede ser de otra manera, la original grabada en los WOR Studios de Nueva York el 2 de noviembre de1945. Con Charlie Parker (saxo alto), Miles Davis (trompeta), Dizzy Gillespie (piano), Curly Russell (bajo) y Max Roach (batería).

Otra antológica versión, fue la realizada en 1957 por Stan Getz y J.J. Johnson en el Opera House de Los Ángeles.

Y para terminar, la realizada por Keith Jarrett (piano), Gary Peacock (bajo) y Jack Dejohnette (batería), grabada en directo en Tokio (1996).

Anuncios

Basin Street Blues

Storyville Basin St

Siguiendo con el repaso por orden alfabético a los 250 temas imprescindibles para una Jam Session, le toca el turno a Basin Street Blues, compuesta por Spencer Williams.

Mucho se ha escrito sobre esta famosa calle de Nueva Orleans situada en el barrio apodado “Storyville” y que a su vez, se encontraba dentro de la zona francesa de la ciudad denominada Treme (sí donde se desarrolla la famosa serie de TV). Allí se encontraban los burdeles de mayor calidad de todo el país, solicitados y visitados por gran cantidad de clientela a finales del siglo XIX y principios de siglo XX, hasta que un buen o mal día según se mire, el secretario de la armada cerró por ley todos los burdeles de Storyville, originando un éxodo obligado de las prostitutas que hasta ese momento habían ejercido su profesión en esos locales, hacía una ciudad con espíritu más abierto, que no fue otra que Chicago y tras ellas, iban los músicos de jazz que encontraban en esos tugurios la mayor oferta de contratación para tocar su música.

Uno de esos músicos, fue Spencer Williams compositor de “Basin Street Blues” , la escribió en 1926, como recuerdo de sus días vividos en el burdel que regentaban su tía Lulu White en esa misma calle. Previamente, la ola de puritanismo desatada en 1917 había obligado a las autoridades a cambiar el nombre de la calle por el de “North Saratoga”, hasta que en enero de 1940, dado el renovado interés por el jazz tradicional, el ayuntamiento la volvió a denominar con su nombre original Basin Street, dada la importancia histórica que había tenido en el desarrollo de ese estilo musical.

Sin lugar a dudas la versión que define Basin Street Blues es la de Louis Armstrong, hasta tal punto que durante muchas décadas se ha imitado sin apenas variación su interpretación. Son innumerables las grabaciones que Armstrong nos dejó de Basin Street Blues, en esta ocasión he recurrido a esta de 1959 que realizó con sus “All Stars”

La version que hacía Ray Charles en 1960 tampoco se alejaba demasiado del canon que impusiera Armstrong.

En 2007, la versión que hacía Wynton Marsalis junto a Willie Nelson, consiguió actualizar la canción, después de más de ochenta años desde su primer registro.

Como versión instrumental traigo la propuesta de Keith Jarrett junto a Gary Peacock y Jack DeJohnette.