John Coltrane

Like Someone in Love

Jimmy Van Heusen y Johnny Burke.

Es el turno de Like Someone in Love, dentro del repaso a los temas imprescindibles para una buena Jam que se precie. Compuesta en 1944 por Jimmy Van Heusen y letra de Johnny Burke, para que formara parte de la banda sonora de la película Belle of the Yukon, dirigida por Houston Branch, un musical que trataba sobre la fiebre del oro en Canadá.

Durante los años 40 pasó sin pena ni gloria, hasta que en 1953 Frank Sinatra la incluyó en su disco Songs for Your Lovers. Fue como el pistoletazo de salida, a partir de ahí, en la década de los 50 surgieron numerosas versiones como la de Art Blakey, Paul Bley, Chet Baker, Ella Fitzgerald, Sarah Vaughan, Coleman Hawkins, Sonny Rollins o Bill Evans. Sin olvidar las que hicieron músicos que quizá no eran muy afines a ese tipo de canción, más bien balada tierna, como John Coltrane o la versión de veinte minutos grabada en vivo por Eric Dolphy y Booker Little en el Five Spot en 1961.

La verdad es que no es de extrañar que Like Someone in Love, terminara atrayendo a músicos de jazz de todos los estilos, Van Heusen acertó totalmente en la composición  con una melodía ascendente y una línea de bajo descendente entrecruzándose con saltos de intervalos que crean una tensión medida.

Comenzamos el repaso de versiones con la realizada por Sarah Vaughan, extraída de After Hours at the London House, grabado en directo en el London House de Chicago, 7 de marzo de 1958

Seguimos ahora con la potente versión de Sonny Rollins, de su disco The Freelance Years en 1958.

Art Blakey junto a Lee Morgan, también quisieron hacer su versión incluida en el trabajo de Blakey, Like Someone in Love, agosto de 1960.

A Chet Baker, con su típica forma melosa de cantar el tema le venía como anillo al dedo, extraída de The Best of Chet Baker Sings, julio de 1956.

Nada que ver esta otra versión vibrante a cargo de John Coltrane junto a Cecil Taylor, incluida en el disco Coltrane Time, octubre de 1958.

De 1958 también es la versión de Art Farmer con Benny Golson al saxo tenor, extraída de Modern Art.

Resulta curioso que después de la infinidad de versiones que se han hecho de Like Someone in Love, por artistas de jazz como las que habéis podido escuchar y muchísimas más que se quedan en el tintero, la versión más vendida es la de la cantante islandesa Björk, que la incluyó en su álbum Debut, de 1993, cosas del mercado.

Invitation

Bronislau Kaper

Siguiendo con el repaso por orden alfabético a los 250 temas imprescindibles para una Jam Session, que nos propone en su libro Ted Gioia, nos topamos con “Invitation”. Compuesta por Bronislau Kaper, y letra de Paul Francis Webster en 1950.

La primera vez que se escuchó “Invitation”, fue en la película A Life of Her Own (1950), protagonizada por Lana Turner y pasó, como el propio filme, sin pena ni gloria. En 1952, volvió a formar parte de otra banda sonora, en éste caso como tema central de la película homónima “Invitation”. Y hasta ahí hubiese dado de sí su recorrido, si no fuese porque era y es un tema que despierta la curiosidad de los músicos de jazz. Fue John Coltrane quién en un principio se apropió de ella interpretándola en el disco Standard Coltrane, que grabó para el sello Prestige en 1958, después de esa grabación, vendría otras muchas a cargo de Stan Getz, John Henderson, Art Blakey con los Jazz Messengers, Bill Evans, Jaco Pastorius y muchos otros hasta nuestros días.

Invitation” se adapta, como todo buen estándar, a variedad de interpretaciones y formas de sentir. Es curioso que un desconocido inmigrante polaco como Bronislaw Kaper, que llegó a Estados Unidos, como otros muchos, huyendo de la barbarie nazi, lograra componer canciones que conllevan ese “gen” típico de la esencia del jazz, capaz de cautivar a músicos de la talla de los ya mencionados y que su obra posea la capacidad de sobrevivir al paso del tiempo con la frescura y el atractivo que “Invitation” posee, logrando que tanto esta canción como otras dos composición suyas “On Green Dolphin Street” y “All God’s Chillun Got Rhythm”, hayan tenido el enorme prestigio e influencia que aún hoy mantienen.

Comenzamos la escucha de las versiones con la que seguro fue la confirmación de que estábamos ante una composición especial, la de John Coltrane, extraída de su trabajo Standard Coltrane, en julio de 1958.

Ahora bien, quizá mi preferida sea ésta de Art Blakey, con una formación de lujo: Wayne Shorter (saxo tenor), Lee Morgan (trompeta), Bobby Timmons (piano) y Jymie Merrit (bajo). Contenida en su disco Impulse!, en junio de 1961.

Joe Henderson, también se vio cautivado por ésta composición y nos dejó ésta grabación dentro de su álbum Tetragon, en mayo de 1968.

En una interpretación mucho más actual (2009), el trompetista Roy Hargrove nos deja éste vídeo grabado en directo.

Y para terminar la secuencia, os dejo con la versión del mítico Jaco Pastorius, grabada en directo con su big band en septiembre de 1982.


 

Impressions

Continuamos repasando los “imprescindibles” para una buena Jam, en esta ocasión nos encontramos con uno de esos temas que son pilares del legado del jazz de toda una época y (además viene que ni pintado tras el anuncio esta semana de la publicación de un álbum inédito del gran Coltrane), me refiero a Impressions, compuesta por John Coltrane.

Se ha comentado que ésta pieza modal es una variación del tema de Miles DavisSo What”, de su famoso y trascendente álbum Kind of Blue, de 1959, en el que participó Coltrane de forma destacada, pero la cosa no termina ahí, porque “So What” está claramente influenciada por un tema de Ahmad Jamal grabada en 1955, denominada “Pavanne”, donde se escucha al guitarrista Ray Crawford tocar una melodía parecida a la que Coltrane utilizaría en “Impressions”. Y seguimos, a su vez “Pavanne” está inspirada en la American Symphonette número 2 de Morton Gould, composición de 1939 en la que el interludio es prácticamente igual al Impressions.

Ahora bien, parecería que todo es un copia y pega y nada más lejos de la realidad, la manera de abordar esa “coincidencia” melódica por parte de cada uno de los artistas mencionados, difiere tanto que el resultado final es una obra absolutamente original con una marcada personalidad propia. Como nos comenta Ted Gioia: “si Kind of Blue se deleita en la pureza y austeridad de una música purgada de excesos que regresa a los principios más elementales, el “Impressions” de Coltrane, en sus múltiples encarnaciones, nos muestra al saxofonista tenor regodeándose en la construcción de superestructuras de suma complejidad a partir de las bases más simples, y empeñado en llevar la pieza hasta sus límites tonales… y más allá“.

Y ahora, lo mejor es disfrutar escuchando éste pedazo de tema, al que se recurre y se recurrirá en cualquier Jam del mundo. Comenzamos como debe ser por el principio, John Coltrane junto a McCoy Tyner (piano), Jimmy Garrison (bajo) y Elvin Jones (batería).

Seguimos con la versión que realizara Wes Montgomery, también en directo en Belgica en 1965.

Damos un salto en el tiempo y nos vamos a 1996 con el trío de McCoy Tyner acompañados por “super” Michael Brecker, en directo en Praga.

Ahora una curiosidad, la potente versión que realiza la NDR Big Band junto a destacados invitados como Pat Metheny, Peter Erskine y otros fieras.

Seguimos con la mirada especial del Art Ensemble of Chicago, que resuelven de una manera original y diferente su homenaje a Coltrane.

Y para terminar esta larga exposición de versiones, os dejo con la que hace en directo otra fuerza de la naturaleza, Joel Frahm Quartet que creo que nos devuelve al espíritu de Coltrane.

Ha sido intensa la escucha, pero creo que el tema lo merece y me he quedado con ganas de compartir un montón más de versiones, pero eso os lo dejo a criterio de vuestra curiosidad.

Que la música os acompañe.

¡¡¡Que os vaya bonito el 2018!!!

Según la Wikipedia, en China , el 8 es un número que simboliza la buena suerte. Por otra parte, los átomos siempre buscan tener 8 electrones de valencia, a ésto se conoce como “Regla del Octeto” y digo yo que será por algo, no todos los átomos van a ser tontos. Además, para el tema que aquí tratamos, en las escalas musicales occidentales, la octava es la misma nota que la primera, es decir, es la misma nota “tónica” de la escala y eso lo creáis o no, tiene mucha importancia. Tenéis todo un año para darle vueltas…

Que os vaya bonito el 2018

Y para cerrar el 2017 y comenzar 2018, os dejo esta versión de John Coltrane, de su What Child Is This? (Greensleeves), en directo en el Village Vanguard, 1961. Para mi, una de las melodías que siempre que la escucho me da buen rollo, no lo puedo evitar.

Ahora, tomaros unas cuantos orujos y hacer el coro a Tom Waits, en éste Live Silent Night que interpretaba en directo en Mineapolis.

Si por contra, os da la vena de corazón amoroso al mundo mundial incluidos los veganos, podéis escuchar este navideño Silent Night interpretado por Chet Baker.

Y por último os dejo con mi cantante favorita Billie Holiday, interpretando I’ve Got My Love To Keep Me Warm (“Tengo mi amor para mantenerme caliente”), canción popular escrita en 1937 por Irving Berlin.

La canción ha sido asimilada en la tradición musical navideña estadounidense. Billie está acompañada por Charlie Shavers (trompeta), Tony Scott (clarinete), Budd Johnson (tenor), Carl Drinkard (piano), Billy Bauer (guitarra), Leonard Gaskin (bajo) y Cozy Cole (batería). Grabado en Nueva York, 14 de febrero de 1955.

La nieve está nevando
El viento está soplando
Pero puedo capear la tormenta
Por qué me importa cuánto puede suceder
Tengo mi amor para mantenerme caliente

No puedo recordar
Un peor Diciembre
Solo mira esos carámbanos formarse
Por qué me importa si se forman carámbanos,
tengo mi amor para mantenerme caliente.
Con mi abrigo.
Con mis guantes.
No necesito abrigo.
Estoy ardiendo de amor.

Mi corazón está ardiendo.
La llama crece más.
Por lo tanto, soportaré la tormenta.
¿Por qué me debe importar mucho
lo que pueda hacer la tormenta?
Tengo mi amor para mantenerme caliente

Mi corazón está en llamas
La llama crece más alto
Así que voy a capear la tormenta
Por qué me importa cuánto puede suceder
Tengo mi amor para mantenerme caliente