Hank Jones

Beautiful Love

Victor Young

Trasteando por el Real Book (la bíblia de los estándar de jazz), os podéis encontrar con una canción que últimamente su melodía no me la puedo quitar de la cabeza, se trata de “Beautiful Love“, compuesta por Wayne King, Victor Young y Egbert Van Alstyne y letra de Haven Gillespie. 

La canción ha sido recurrentemente usada en diferentes bandas sonoras de películas como: La Momia (1932), Hotel Continental (también en 1932), Sing a Jingle (1944) y en Crimes and Misdemeanors de Woody Allen (1989).

Como es habitual os dejo varias versiones para que la podáis escuchar desde varias perspectivas.

Comienzo con una versión vocal a cargo de la cantante Lauren Henderson.

Ahora es el grupo autodenominado “Studio Jam 6“, formado por el guitarrista Larry Carlton, y Joey DeFrancesco (órgano), junto a Chris Farr (tenor), Gerald Veasley (bajo), Byron Landham (batería) y Emedin Rivera (percusionista).

Joe Pass, interpretó “Beautiful Love” en el Festival de Jazz de Brecon en 1991 y hizo la broma de que no podía recordar si la canción fue escrita por Victor Herbert , Victor Young o Victor Mature, jugando con el nombre del compositor y de actores por la cantidad de veces que se ha usado en varias películas.

Y termino el repaso de versiones con la que realizaron el pianista Hank Jones junto a el bajista Dave Holland, incluida en su trabajo “The Oracle“.

Anuncios

Caravan

Juan Tizol

Juan Tizol, compositor junto a Duke de Caravan.

Continuamos repasando losimprescindibles” para una buena Jam. En esta ocasión el tema a escuchar es Caravan, compuesta por Juan Tizol y Duke Ellington, con letra de Irving Mills.

Solo tenéis que poner en “búsquedas” de vuestro navegador o en YouTube, el nombre del tema Caravan y os quedaréis perplejos de la cantidad de versiones que se han grabado. Y el que más sorprendido se debió quedar fue Tizol, que no se percató de las enormes posibilidades de este clásico. El que sí estuvo mucho más despierto fue Duke Ellington, que reparó inmediatamente sobre las enormes aptitudes comerciales de Caravan y aunque no tenga el honor de ser el primero en grabarla, fue Barney Bigard y sus Jazzopators los que lo hicieron, poco después en mayo de 1937, sería Duke quién la llevó a un estudio de Nueva York para grabarla y hacerla subir dentro de la lista de los veinte mayores éxitos de aquél año y a partir de esa primera grabación, Ellington mantendría “Caravan” en su repertorio durante el resto de su vida.

El aire exótico que proyecta la pieza y la capacidad que tiene para amoldarse, tanto a una jam session como a arreglos más elaborados, la convierten en una pieza viva pese a su edad. El público sigue reconociéndola y apreciándola y en general, sigue suscitando interés y disfrute en un amplio sector de músicos de jazz, lo que le garantiza una enorme vitalidad dentro del repertorio jazzístico incluso en la actualidad.

Comienzo el repaso de versiones, con la original grabada por Barney Bigard y sus Jazzopators en 1936. Los miembros de la banda fueron: Cootie Williams (trompeta), Juan Tizol (trombón), Barney Bigard (clarinete), Harry Carney (saxo barítono), Duke Ellington (piano), Billy Taylor (bajo), Sonny Greer (batería). Todos eran miembros de la orquesta de Duke Ellington, que a menudo se dividía en formaciones más pequeñas para grabar en bandas de pequeño formato. Aunque Ellington colabora en esta grabación, el líder de la sesión fue Bigard.

Ahora recurrimos a Duke, reconocido “alma mater” de Caravan, con una de las múltiples versiones que nos ha legado (esta es de 1952).

Una versión que me ha llamado la atención, es esta que realizaba Wynton Marsalis en directo en 1988.

Practicamente, no ha habido ningún músico jazzero que se haya resistido a dejar grabada una versión de Caravan. Os dejo con la que hacían Dizzy Gillespie (trompeta) Jon Faddis (trompeta) Arturo Sandoval (trompeta) Slide Hampton (trombón) Johnny Griffin (saxo tenor) Hank Jones (piano) Ed Gomez (bajo) y Ed Thipgen (batería).

Esta otra, del poderoso James Carter con el barítono, no me he podido resistir a incluirla, junto a él están Craig Taborn (piano), Jaribu Shahid (doble bass) y Tani Tabbal (batería).

Y para cerrar, un par de versiones tirando a friky de Caravan, que sirven de ejemplo de lo elástico que es este tema para poder incluirlo en cualquier repertorio y estilo. La primera a cargo de la Spanish Brass en el Auditorio Nacional de España el 17 de Enero 2010.

Y esta otra, la que realizan 12 Chelistas de la Berlin Philharmonic Orchestra. Ahí queda eso…

Bluesette

toots-thielemans

Como todos los lunes, continuamos repasando los “imprescindibles” para una buena Jam, en esta ocasión el tema que centra nuestra atención es Bluesette. Compuesta por el músico belga especializado en la armónica Toots Thielemans y la letra corrió a cargo de Norman Gimbel.

Toots Thielemans, es sobre todo famoso por ser el músico capaz de colocar a la armónica cromática como instrumento solista de pleno derecho dentro del jazz. Con Bluesette además, consiguió llamar la atención de los músicos y cantantes de jazz y rápidamente y se convirtió en un clásico que se interpreta a menudo en cualquier repertorio.

El secreto, una melodía muy pegadiza, su curiosidad es que está escrita en un 3/4, tempo no muy habitual en el mundo jazzístico y además, que pese a su título, no tiene nada que ver con un blues. Quizá la singularidad que la hace más especial, es que Toots la hizo famosa no con la armónica, sino silbándola acompañándose de su guitarra, con esa peculiar manera, ya que era un habilidoso e ingenioso maestro del silbido, consiguió darla a conocer y enamorar a un público que pasó de la sorpresa a canturrearla sin poderlo evitar. Posteriormente la adaptaría a la armónica que es como habitualmente se conoce.

Como suele ser habitual, comenzamos por el original, que como ya hemos comentado no es otro que Toots Thielemans.

La version que hacen Curtis Fuller (Trombón), Benny Golson (Saxo Tenor), Tommy Flanagan (Piano), Jimmy Garrison (Bajo) y Al Harewood (Batería) en su grabación de 1959 a mi me parece estupenda.

Hank Jones (Piano) en 1979 junto a George Duvivier (Bajo) y Alan Dawson (Batería), firmaban esta otra magnífica versión.

Y para terminar, la versión de Bluesette que hacía Ella Fitzgerald y el guitarrista Joe Pass, que como curiosidad habría que señalar que a Ella no le debía entusiasmar la letra que compuso Norman Gimbel, porque todo el tema lo interpreta en “scat” (improvisación vocal) sin hacer mención para nada al texto de la canción.