Frank Sinatra

Here’s That Rainy Day

Carnival in FlandersCartel para el musical Carnival in Flanders.

Como todos los lunes, continuamos repasando los “imprescindibles” para una buena Jam, en esta ocasión el tema es Here’s That Rainy Day. Compuesta por Jimmy Van Heusen, con letra de Johnny Burke. Creada en 1953 para formar parte del musical financiado por Bing Crosby denominado Carnival in Flanders, el cual pasó con más pena que gloria por los escenarios y quizá su único mérito fue que nos dejó éste estándar.
Fue Frank Sinatra el que consiguió popularizarla al final de los años 50, para luego dar paso a otros intérpretes dentro del mundo del jazz que la retomaron, aunque en general, asociándola a la corriente en boga en los años 60 de la bossa nova. Así versiones como la que hiciera el guitarrista Wes Montgomery o Sérgio Mendes fueron por ese camino. Más tarde, Freddie Hubbard y Bill Evans hicieron de “Here’s That Rainy Day” estupendas versiones en un tempo próximo a la balada. Por contra, otros músicos sentiría la canción en estilo funky o más cercano al bop.

Comenzamos el repaso de las versiones con la que hiciera en 1959 Frank Sinatra.

Freddie Hubbard, también incluía una versión de ‪Here’s That Rainy Day‬ en su álbum Straight Life de 1970

Richard ‘Groove’ Holmes ‬ junto al organista Jimmy McGriff ‪se descolgó con ésta versión ‬con un medio tempo funky.

Elvin Jones & Richard Davis nos dejaron esta estupenda versión de Here’s That Rainy Day‬.

Art Pepper‬ también la incluyó en su disco Living Leyend de 1975.

Y por último la versión de ‪Eric Alexander Quartet, ‬que se inclina por dar a la composición un aire más bossa como ya lo hicieron en los años 60 músicos de la talla de Wes Montgomery.‪ ‬

Anuncios

Fly Me to the Moon

Fly Me to the Moon

Nuestro habitual repaso a los 250 temas imprescindibles para una Jam Session, nos lleva al tema Fly Me to the Moon, compuesta por Bart Howard y que nos viene como anillo al dedo para recordar la reciente luna llena de agosto.

Fly Me to the Moon es una de esas canciones que no necesitan presentación, se han hecho multitud de versiones y ha sido traducida a varios idiomas e incluso, ha viajado al espacio en  el Apolo XI. Ni por asomo Bart Howard podría imaginar que tras sus penosos y poco esperanzadores comienzos en el mundo del cabaret, formando parte de la banda de acompañamiento de unas siamesas: Daisy y Violet Hilton o después, trabajando como acompañante musical del travesti Rae Bourbon, nada hacía augurar que la suerte le iba a cambiar. Hasta que en 1951, Howard comienza a trabajar de maestro de ceremonias y pianista en el Blue Angel de Nueva York y es ahí, donde Felicia Sanders (cantante contratada por la sala) comienza a interpretar Fly Me to the Moon que por entonces se titulaba “In Other Words”. La pegadiza melodía gano adeptos y por fin en 1960 la cantante Peggy Lee interpretó la canción en el show televisivo de Ed Sullivan que sirvió para que la canción ganará una gran popularidad.

Luego vendrían las versiones de Nat King Cole, Sarah Vaughan y otros muchos, hasta que en 1964, Frank Sinatra grabó junto a Count Basie y con arreglo de Quincy Jones la que fue el espaldarazo definitivo de Fly Me to the Moon.

¡De ahí a la luna!

Comenzamos con la versión de Peggy Lee de la que entonces todavía se titulaba “In Other Words“.

Continuamos con la versión que empujó a la fama a ‪Fly Me to the Moon‬, ‪la inter‬pretada por Frank Sinatra

Seguimos con el enfoque diferente que diera ‪Roy Haynes Quartet.‬

El organista ‪Joey DeFrancesco nos deja también su versión en formato trío y en directo.‬

Y para terminar, la notable versión de ‪Diana Krall‬

Falling in Love with Love

The_Boys_From_Syracuse

Cartel de The Boys from Syracuse, donde aparecía “Falling in Love with Love” por primera vez.

Damos un salto en el abecedario y nos colocamos en la “F”, dentro del repaso de los 250 temas “imprescindibles” para una Jazz Session, donde nos encontramos con el tema Falling in Love with Love. Compuesta por Richard Rodgers y letra de Lorenz Hart para un musical de 1938 titulado The Boys from Syracuse.

En éste tema, quizá su peculiaridad más destacada estriba en que fue compuesta en un compás de 3/4 y entra dentro de la constante de Richard Rodgers, en su intento de introducir ese tipo de compás “valses” en el mundo del jazz. Lo intentó con sus composiciones: “Lover”, “Waltzing the Blues”, “Jitterbug Waltz” y posteriormente, el definitivo “My Favorite Things” para la banda sonora de Sonrisas y Lágrimas, canción que se convertiría en icono gracias a las versiones que nos dejara John Coltrane, aunque también en este caso, Coltrane se inclinara hacía una métrica más cercana  al 6/8 que al 3/4 del tema original.

Todo esta exposición a qué viene, pues a comentar la frustración del autor al comprobar que todas sus composiciones “valses” se veían abocadas a convertirse en arreglos que sustituían el compás primigenio por uno de 4/4 que favorece el swing y que en el caso de Falling in Love with Love, nos lleva prácticamente sin resistencia al groove.

La canción, quizá no sea de las más inspiradas de Richard Rodgers, pese a ello, no deja de tener su interés, con una melodía pegadiza que rápidamente te atrapa y no puedes dejar de tararear durante todo el día.

Comenzamos la escucha de versiones con ésta de Frank Sinatra de 1944, que la he elegido por ser la única, dentro de los muestras que propongo, en la que respeta el pulso original (3/4) de vals.

Ya con el cambio a 4/4 que nos va a acompañar en el resto de “las otras versiones”, la primera es esta de ‪Helen Merrill grabada en 1954 con el septeto de lujo de Quincy Jones: ‬Clifford Brown (trompeta), Danny Bank (saxo barítono), Jimmy Jones (piano), Barry Galbraith (guitarra), Oscar Pettiford (bajo), Bobby Donaldson (batería) y Quincy Jones (arreglo y dirección).

Seguimos con la versión del pianista ‪Mal Waldron‬ acompañado de John Coltrane (saxo tenor9, Bill Hardman (trompeta), Jackie McLean (saxo alto), Julian Euell (bajo), y Art Taylor (batería) (1957).‪ ‬

Hank Mobley‬ en 1957 también aportaría su peculiar visión del tema

Ahora es Cannonball Adderley quién nos brinda esta versión más pausada acompañado de orquesta de cuerda (1955).

Y para comparar formas de afrontar esta canción con el saxo, escuchemos a ‪Sonny Rollins tocando en directo en Tokyo (1997), con su energía y dominio característico.‬

Y para terminal, no me he podido resistir en traer la improvisación que realizan sobre Falling in Love with Love, con un swing a tope: Dan Block y Harry Allen (saxo tenor), Dan Barrett (trombón), Rossano Sportiello (piano), Jon Burr (contrabajo) y Pete Siers, (batería). (2014). Como se puede comprobar, le queda mucha vida por delante a la composición de Richard Rodgers, aunque me imagino que a su pesar, sea a tiempo de 4/4.

Everything Happens to Me

jimmydorsey6

Tommy Dorsey y su orquesta contaba con el joven cantante Frank Sinatra

Volvemos a retomar a la particular lista de los 250 estándar de jazz propuesta por Ted Gioia, con el tema Everything Happens to Me, compuesto por Matt Dennis y letra de Tom Adair por encargo de Tommy Dorsey para incorporarla al repertorio de su orquesta. Con ella Dorsey consiguió colocarse entre los diez primeros de la lista de éxitos de 1941, con Frank Sinatra como cantante, que supo extraer partido a una melodía conmovedora. Aunque basta con escuchar la interpretación que posteriormente realizara de Billie Holiday, para poder apreciar en todo su esplendor la intensidad de esta composición.

Durante la Segunda Guerra Mundial, la canción quedó relegada de los repertorio de la era swing para resurgir como estándar al término de la guerra, cuando músicos como el pianista Bud Powell, Max Roach o el mismo Charlie Parker la incluyeran en sus repertorios. Después fueron otros muchos intérpretes de talla como Thelonious Monk, Stan Getz, Lee Konitz, Gerry Mulligan, Chet Baker, Paul Desmond o Art Pepper los que grabarían sus versiones hasta llegar a las más recientes como las de los saxofonistas Branford Marsalis o Jerry Bergonzi.

En definitiva, una melodía intemporal, pegadiza, intensa y magníficamente estructurada que no deja de ganar seguidores con el tiempo.

Comenzamos con la grabación original, la que realizara Tommy Dorsey y su orquesta con Frank Sinatra como cantante.

En 1959 Thelonious Monk grababa ésta versión incluida en su Thelonious Alone in San Francisco.

Ahora es el turno del saxo tenor Scott Hamilton quien lograba una versión llena de sentimiento.

Y para finalizar el repaso a las versiones, os dejo con esta mucho más actual realizada por el que fuera protagonista de uno de los últimos post en mibandamemata, ‪Paolu Fresu acompañado al piano por Uri Caine‬.