Ella Fitzgerald

Love for Sale

Dentro de los buenos propósitos prometidos en la entrada anterior, estaba el volver a recuperar el repaso por orden alfabético de los 250 temas imprescindibles para una Jam Session, siguiendo el criterio del libro de Ted Giogia. Nos quedamos en la “L” y hoy le toca el turno a “Love for Sale”, el archiconocido tema compuesto por Cole Porter.

Lo que desconocía, y nos cuenta Giogia en su libro, es que “Love for Sale”, durante décadas, las cadenas de radio se negaron a emitir esta letra. La canción, que sonó por primera vez en The New Yorkers, un musical de Broadway de 1930, adopta el punto de vista de una prostituta de la época de la ley seca, y el compositor, Cole Porter, no se mordió la lengua al presentar este “amor a la venta: joven y apetitoso”. Según Charles Darnton, el crítico del periódico Evening World, la canción era “de pésimo gusto”, y el Herald Tribune la calificó de “indecente”.

A esas críticas Porter respondía: “No me entra en la cabeza –decía–. Uno puede escribir una novela sobre una meretriz, pintar el retrato de una ramera, pero no puede componer una canción sobre una prostituta”.

Seguramente por esa controversia, la canción no comenzó a adquirir cierta popularidad hasta finales de los 40 y la siguiente década. Billie Holiday, se atrevió a grabar “Love for Sale” y fue un completo éxito. Según comentaba, cuando apareció esta canción ella trabajaba de prostituta, por lo que su interpretación transmite una autenticidad muy difícil de igualar.

Billie Holiday, extraída de su álbum Solitude, Los Ángeles, 1952.

Con todo, en esos años, era difícil encontrar versiones vocales, por el contrario, si había instrumentales como las de Erroll Garner, Sidney Bechet, Art Tatum o Charlie Parker, que la grabó, poco antes de su muerte, para el disco de homenaje a Cole Porter para el sello Verve.

Ella Fitzgerald, también tuvo el valor de enfrentarse a la interpretación de “Love for Sale”. Como muestra, esta actuación en directo en el Palais des Beaux-Arts, en Bruselas en 1957.

Una de las versiones instrumentales más destacadas, es sin duda la realizada en 1958 por Cannonball Adderley. La incluyó en su disco Somethin’ Else, en marzo de 1958, en el que colaboró Miles Davis como músico de acompañamiento.

Poco después, los papeles se invertirían y Davis graba “Love for Sale”, incluyéndola en su disco Circle in the Round, con el mismo grupo con el que grabaría Kind of Blue, incluyendo unos solos difíciles de superar. Mayo de 1958.

A partir de la década de los 60, “Love for Sale” ya estaba en el repertorio de los músicos de jazz, gracias a su peculiaridad de ofrecer múltiples posibilidades tanto para las improvisaciones como adaptación a estilos y tempos.

Por destacar alguna otra versión, incluyo la que realizaba Buddy Rich y su Big Band con arreglo de Pete Myers.

O la del trompetista Wallace Roney, incluida en su disco No Job Too Big Or Small.

Y para terminar, os dejo con la versión que actualmente copa todos los comentarios, incluso en la Wikipedia la primera opción que te ofrece es ésta (?), estoy hablando de la realizada por Tony Bennett y Lady Gaga en 2021, os dejo con ella.

Una semana de música: Miércoles

Para éste miércoles os tengo reservado una muestra de la increíble capacidad que poseía Ella Fitzgerald, de manejar el scat (improvisación vocal), con una naturalidad y maestría que la hacía única.

El tema interpretado junto a Oscar Peterson en directo es «Take the A train» de su amigo Duke Ellington.

Una maravilla prácticamente circense.

¡Hasta mañana!

Laura

Cartel de la película Laura de 1944.

Siguiendo con el repaso por orden alfabético a los 250 temas imprescindibles para una Jam Session, en esta ocasión escucharemos la canción “Laura” compuesta por David Raksin y letra de Johnny Mercer.

David Raksin

La oportunidad de componer la banda sonora de la película «Laura» le llegó a Raksin de rebote ya que su director Otto Preminger, había barajado anteriormente el tema de “Summertime” de Gershwin, e incluso “Sophisticated Lady» de Ellington, pero una por la dificultad de hacerse con los derechos y otra, porque no reflejaba el carácter especifico que quería para la protagonista, la misteriosa dama del cuadro Laura Hunt (interpretada por Gene Tierney), no llegaron a cuajar. Entonces Alfred Newman, primera opción de Preminger para componer la música de la película que declinó la oferta porque estaba sobrepasado de trabajo, recomendó a David Raksin, que si bien había compuesto varias bandas sonoras, era por entonces prácticamente un desconocido.

A Raksin, le dieron un fin de semana de margen para componer el tema principal de la película y si no les convencía, tomarían la opción de “Sophisticated Lady«. Raksin, al llegar a casa se encontró una carta de su mujer, con la que últimamente no llevaba una buena relación, en la que le venía a decir : “Hola y adiós, mejor suerte la próxima vez, piérdete.” Y terminaba con la petición de divorcio. De ése mal momento y emocionalmente tan descorazonador, se dice que surgió la inspirada melodía del tema de «Laura«.

Desde el primer momento, “Laura” tuvo un gran éxito tanto de público como por la aceptación de los músicos de jazz. Artistas como Duke Ellington, Glenn Miller, Woody Herman, Harry James, Gene Krupa, Boyd Raeburn, Charlie Parker y otros la incluyeron en su repertorio.

Posteriormente Johnny Mercer, añadió la letra a la composición de Raksin, que encaja como un guante y hoy en día es difícil pensar en “Laura” sin ella. Diferentes cantantes la han interpretado destacando las versiones de Ella Fitzgerald y de Frank Sinatra.

Comenzamos la escucha de “Laura”, con dos versiones de los años 50. La primera a cargo de Gerry Mulligan junto a Bob Brookmeyer, grabado en directo en agosto de 1957.

Y la de Coleman Hawkins junto a J. J. Johnson, de marzo de 1957.

Ahora os propongo que escuchéis dos versiones cantadas, esta de Frank Sinatra, en Nueva York, octubre de 1947.

Y la de Ella Fitzgerald, grabada en octubre de 1964.

En la actualidad “Laura” sigue formando parte de los repertorios de diversos artistas, como muestra la versión de Joe Lovano, extraída de On This Day at the Vanguard, grabado en directo en el Village Vanguard, en septiembre de 2002.

Para terminal, os dejo con la versión sinfónica de «Laura«, interpretada por la Classic FM Orchestra, dirigida por John McLaughlin.

Just One of Those Things

Fieles al repaso que hacemos a los a los 250 temas imprescindibles para una Jam Session. Surge «Just One of Those Things«.

Es una de las composiciones más conocidas de Cole Porter, e incluida en el musical de Broadway Jubilee. Estrenado el 12 de octubre de 1935, Jubilee era una sátira política sobre un rey y una reina depuestos y obligados a ir de incógnito en su propio país. En ése mismo musical, también iba incluido otro tema de Porter que sería a la postre tan o más famoso que “Just One of Those Things”, se trata del archiconocido “Beguin the Beguine”.

Just One of Those Things, se adapta muy bien a la expresividad de los vocalistas y así podemos escuchar versiones de Peggy Lee, Frank Sinatra, Billie Holiday, Sarah Vaughan, Ella Fitzgerald, Nat King Cole, Diana Krall y un extenso etcétera. En cuanto a los instrumentistas, aunque en un principio fueron menos receptivos, la primera grabación es la de Coleman Hawkins, en 1944, también se apuntaron con ganas a interpretar “Just One of Those Things”, y como prueba de ello vamos a comenzar la escucha de varias versiones.

Comenzamos con la estupenda versión que desde Bélgica se marcaron Django Reinhardt y Stephane Grappelli, en 1944.

En 1958, el original arreglista Gill Evans, también grabó con su orquesta “Just One of Those Things”, en la que figuraba como saxo alto Lee Konitz.

Cannonball Adderley & Milt Jackson, grabaron su versión en directo en Nueva York, en octubre de 1958.

Y como muestra vocal, os dejo dos versiones antológicas y claramente distintas como lo eran sus intérpretes. Comenzamos con la grabación de Frank Sinatra, grabado en directo en el West Melbourne Stadium de Melbourne, 1 de abril de 1959.

Y la de Ella Fitzgerald, grabada en directo en el Teatro Sistina de Roma, en abril de 1958.

Para terminal no me puedo resistir aún a riesgo de exceso, invitaros a que escuchéis la extensa versión realizada por Herbie Hancock en directo junto a Craig Handy (Tenor), Dave Holland (Bajo) y Gene Jackson (batería), en 1996.