Duke Ellington

I Let a Song Go Out of My Heart

 

 

Dentro del repaso que vamos haciendo a los a los 250 temas imprescindibles para una Jam Session, hoy nos encontramos con el tema “I Let a Song Go Out of My Heart“, compuesto por Duke Ellington y con letra de Irving Mills, Henry Nemo y John Redmond. Ellington se basó para ésta composición, en el riff que su saxofonista Johnny Hodges realizaba por debajo de la melodía de “Once in a While”. Y desde el primer momento, era presumible que iba a ser un éxito, así en la primavera de 1938, Duke Ellington llegó al número uno de las listas con “I Let a Song Go Out of My Heart”.

La pegadiza melodía, la convirtió en una canción muy popular, sobre todo en la época swing, después pasó un tiempo en desuso hasta mediados de la década de los 50, que gracias, sobre todo, a las versiones realizadas por Dizzy Gillespie junto a Stan Getz y la de Thelonious Monk o las versiones cantadas por Ella Fitzgerald y Dinah Washington, volvieron a revitalizar el atractivo de “I Let a Song Go Out of My Heart”.

Comenzamos la escucha de versiones, con la original de Duke Ellington y su orquesta. Nueva York, 3 de marzo de 1938. Una preciosidad.

Seguimos con la realizada por Dizzy Gillespie y Stan Getz en 1954.

Thelonious Monk, en su disco “Thelonious Monk Plays Duke Ellington“, de julio de 1955, también incluyo éste tema.

Sonny Stitt, igualmente quiso homenajear a Duke con su disco “Sonny Stitt Quartet/ Tribute to Ellington“, donde se incluye esta versión de “I Let a Song Go Out of My Heart”, con su particular sonido incisivo y cortante.

Y para terminar dos versiones cantadas. La primera a cargo de Dinah Washington, grabada en 1954, junto a buen grupo de instrumentistas punteros de la época: Clark Terry (trompeta), Gus Chappel (trombón), Rick Henderson (saxo alto), Eddie “Lockjaw” Davis (saxo tenor), Junior Mance (piano), Keter Betts (bajo) y Ed Thigpen (batería)

Y ésta otra, a cargo de Andy Bey (voz y piano), junto a Peter Washington (bajo) y Kenny Washington (batería), grabada en directo en mayo de 1997.

I Got It Bad (and That Ain’t Good)

El saxofonista alto Johnny Hodges

Seguimos internándonos en los temas imprescindibles para una buena Jam que se precie y es el turno de I Got It Bad (and That Ain’t Good), compuesta por Duke Ellington y letra de Paul Francis Webster.

I Got It Bad (and That Ain’t Good) formaba parte de la partituras para Jump for Joy, un musical que se estrenó en el Mayan Theater de Los Ángeles en el verano de 1941 y ésta canción, fue prácticamente lo único que quedó de las enormes expectativas que Duke Ellington tenía puestas en dicho musical. El tema estaba compuesto para la interpretación de la cantante Ivie Anderson, pero fue el saxofonista alto Johnny Hodges primer saxo de la cuerda de su big band, quien acapara toda la atención con su deslumbrante introducción de la melodía con su glissando carazterístico.
En poco tiempo aparecieron versiones del tema por otros intérpretes como las de Ella Fitzgerald, Earl Hines, Stan Kenton, Jimmy Dorsey, Bunny Berigan y Benny Goodman entre otros.

I Got It Bad (and That Ain’t Good) es una de las canciones que más fama han dado a Duke Ellington y eso, a nadie se le debe escapar, es decir mucho.

Duke Ellington con un Johnny Hodges al saxo alto deslumbrante en el famoso Festival de Jazz de Newport de 1956, donde la orquesta de Ellington causó casi un disturbio.

Como versión cantada, traigo ésta, impresionante, realizada por Nina Simone.

Zoot Sims con su tenor fue uno de los muchos músicos atraidos por ésta melodía.

Ahora dos genios unidos: Duke Ellington y Louis Armstrong.

El trompetista Donald Byrd con el grupo formado por: Sonny Red (saxo alto), Hank Mobley (tenor), McCoy Tyner (piano), Walter Booker (bajo) y Freddie Waits (batería), también dejaron grabada su versión.

Y para terminar, la propuesta del inigualable Thelonious Monk.

Don’t Get Around Much Anymore

duke-ellington-johnny-hodges 1960

Continuamos con el repaso de los 250 temas “imprescindibles” para una Jazz Session, en este caso se trata de Don’t Get Around Much Anymore compuesta por Duke Ellington en 1940, y a la que posteriormente (1942) Bob Russell le añadió letra. El tema se expone con una frase pegadiza del saxo alto de Johnny Hodges, que pudo ser su autor y en la que pudo basar Duke el comienzo del tema, para posteriormente entrar en un discurso swing intencionadamente bailable que se mantiene hasta el final.
Curiosamente, fue la versión del el cuarteto vocal Ink Spots la que llegó al número uno de las listas de rhythm and blues en 1942. Gracias a este éxito, Ellington pudo disfrutar de un sustancioso cheque en concepto de derechos de autor por “Don’t Get Around Much Anymore”.
Empezamos con los protagonistas esenciales de este clásico, que no son otros que la orquesta de Duke Ellington y su genial saxo alto Johnny Hodges. Grabada en directo, noviembre de 1969 en Berlin.

Entre las versiones cantadas, voy a poner algunos ejemplos que me han gustado, como la que realizaban Al Hibbler en la voz y Rahsaan Roland Kirk al saxo tenor, por cierto, valla pedazo solo que se marca el amigo Roland Kirk.

Otra más enfocada en el rhythm and blues, es la realizada por el Dr. John.

En la actualidad (2011), ‪Tony Bennett ‬y ‪Michael Bublé‬ han rescatado Don’t Get Around Much Anymore, para realizar un dúo de corte clásico.

También ‪Mose Allison Trio grababan en el‬ Rudy Van Gelder Studio, en enero de 1958 su versión formal del tema de Ellington.

Y para terminar, si queremos una vuelta más de tuerca, escuchad esta versión que realizara ‪Paul McCartney‬ en directo para la TV en 1987, como si de un rock and roll se tratase

Do Nothin’ Till You Hear From Me

cootie-williams-66

Cootie Williams trompeta de la orquesta de Duke Ellington

Dentro del repaso que vamos haciendo a los a los 250 temas imprescindibles para una Jam Session, el tema que hoy os presento, fue compuesto por Duke Ellington y originariamente llevaba el nombre de “Concerto for Cootie” que simplemente era un instrumental que Duke compuso para Cootie Williams, primer trompeta de su orquesta. Más tarde, Bob Russell le añadió letra y pasó a denominarse  “Do Nothin’ Till You Hear From Me“. A partir de ahí, el tema es más conocido como canción, interpretada por un sin fin de intérpretes, más que como pieza instrumental y considerada por muchos como uno de los puntos álgidos de la obra de Duke Ellington.

Comenzamos el repaso a las versiones con la original, todavía denominada “Concerto for Cootie” grabada en 1940 por la orquesta de Duke Ellington y su magnífico trompeta solista Cootie Williams, que da una lección de dominio del instrumento tanto con sordina como sin ella.

De las versiones cantadas, es decir, deDo Nothin’ Till You Hear From Me” he elegido la que hacía Diane Reeves con la WDR Big Band en Colonia 1994.

En otro registro, os propongo que escuchéis la versión que se marcaba Zoot Sims con su cuarteto