Cootie Williams

Epistrophy

Epistrophy Thelonious Monk

Tras unos cuantos temas con unos tempos próximos a las baladas, tomamos tierra con éste denominado Epistrophy, compuesto por Thelonious Monk y Kenny Clarke. El batería Clarke aseguraba que él había compuesto la melodía y que Monk se había limitado a construir la progresión armónica. No quiero quitar mano a Clarke, pero creo que es evidente que toda la pieza destila Monk por los cuatro costados.

Curiosamente fue el trompetista Cootie Williams quién grabó “Epistrophy”, aunque con el título de Fly Right, por primera vez en 1942, aunque la grabación tardaría años en verse publicada.

Monk grabó “Epistrophy” en estudio por primera vez en 1948, junto al vibrafonista Milt Jackson. Posteriormente el pianista dejaría más de cincuenta grabaciones de esta pieza a lo largo de su carrera. Quizá Thelonious Monk en su época resultase un tanto peculiar y singular para el gusto popular dominante, pero tras su muerte en 1982, “Epistrophy” comenzó a ganar adeptos entre los músicos de jazz hasta convertirse en un clásico recurrente.

Comenzamos con la primera y peculiar versión que se grabó de Epistrophy y que no es otra que la que realizara el trompetista Cootie Williams en 1942 con su orquesta, logrando darle un aire “casi swing” a la composición.

Ahora es el propio Monk junto a Charlie Rouse en el saxo tenor, Larry Gales en el bajo y Ben Riley en la batería quienes grababan en directo en Japón, esta estupenda muestra de buen hacer.

Y si hablamos de versiones “peculiares”, la que os dejo a continuación a cargo de otro genio: Eric Dolphy con su clarinete bajo en directo en Holanda en 1964, no puede dejar indiferente.

Otra versión que merece ser destacada por lo original de su concepción, es la que realizo Max Roach, en su disco M’Boom de julio de 1979.

Y para cerrar éste repaso a las versiones de Epistrophy, os dejo con el imaginativo enfoque que hace del tema el guitarrista Charlie Hunter.

Do Nothin’ Till You Hear From Me

cootie-williams-66

Cootie Williams trompeta de la orquesta de Duke Ellington

Dentro del repaso que vamos haciendo a los a los 250 temas imprescindibles para una Jam Session, el tema que hoy os presento, fue compuesto por Duke Ellington y originariamente llevaba el nombre de “Concerto for Cootie” que simplemente era un instrumental que Duke compuso para Cootie Williams, primer trompeta de su orquesta. Más tarde, Bob Russell le añadió letra y pasó a denominarse  “Do Nothin’ Till You Hear From Me“. A partir de ahí, el tema es más conocido como canción, interpretada por un sin fin de intérpretes, más que como pieza instrumental y considerada por muchos como uno de los puntos álgidos de la obra de Duke Ellington.

Comenzamos el repaso a las versiones con la original, todavía denominada “Concerto for Cootie” grabada en 1940 por la orquesta de Duke Ellington y su magnífico trompeta solista Cootie Williams, que da una lección de dominio del instrumento tanto con sordina como sin ella.

De las versiones cantadas, es decir, deDo Nothin’ Till You Hear From Me” he elegido la que hacía Diane Reeves con la WDR Big Band en Colonia 1994.

En otro registro, os propongo que escuchéis la versión que se marcaba Zoot Sims con su cuarteto

Caravan

Juan Tizol

Juan Tizol, compositor junto a Duke de Caravan.

Continuamos repasando losimprescindibles” para una buena Jam. En esta ocasión el tema a escuchar es Caravan, compuesta por Juan Tizol y Duke Ellington, con letra de Irving Mills.

Solo tenéis que poner en “búsquedas” de vuestro navegador o en YouTube, el nombre del tema Caravan y os quedaréis perplejos de la cantidad de versiones que se han grabado. Y el que más sorprendido se debió quedar fue Tizol, que no se percató de las enormes posibilidades de este clásico. El que sí estuvo mucho más despierto fue Duke Ellington, que reparó inmediatamente sobre las enormes aptitudes comerciales de Caravan y aunque no tenga el honor de ser el primero en grabarla, fue Barney Bigard y sus Jazzopators los que lo hicieron, poco después en mayo de 1937, sería Duke quién la llevó a un estudio de Nueva York para grabarla y hacerla subir dentro de la lista de los veinte mayores éxitos de aquél año y a partir de esa primera grabación, Ellington mantendría “Caravan” en su repertorio durante el resto de su vida.

El aire exótico que proyecta la pieza y la capacidad que tiene para amoldarse, tanto a una jam session como a arreglos más elaborados, la convierten en una pieza viva pese a su edad. El público sigue reconociéndola y apreciándola y en general, sigue suscitando interés y disfrute en un amplio sector de músicos de jazz, lo que le garantiza una enorme vitalidad dentro del repertorio jazzístico incluso en la actualidad.

Comienzo el repaso de versiones, con la original grabada por Barney Bigard y sus Jazzopators en 1936. Los miembros de la banda fueron: Cootie Williams (trompeta), Juan Tizol (trombón), Barney Bigard (clarinete), Harry Carney (saxo barítono), Duke Ellington (piano), Billy Taylor (bajo), Sonny Greer (batería). Todos eran miembros de la orquesta de Duke Ellington, que a menudo se dividía en formaciones más pequeñas para grabar en bandas de pequeño formato. Aunque Ellington colabora en esta grabación, el líder de la sesión fue Bigard.

Ahora recurrimos a Duke, reconocido “alma mater” de Caravan, con una de las múltiples versiones que nos ha legado (esta es de 1952).

Una versión que me ha llamado la atención, es esta que realizaba Wynton Marsalis en directo en 1988.

Practicamente, no ha habido ningún músico jazzero que se haya resistido a dejar grabada una versión de Caravan. Os dejo con la que hacían Dizzy Gillespie (trompeta) Jon Faddis (trompeta) Arturo Sandoval (trompeta) Slide Hampton (trombón) Johnny Griffin (saxo tenor) Hank Jones (piano) Ed Gomez (bajo) y Ed Thipgen (batería).

Esta otra, del poderoso James Carter con el barítono, no me he podido resistir a incluirla, junto a él están Craig Taborn (piano), Jaribu Shahid (doble bass) y Tani Tabbal (batería).

Y para cerrar, un par de versiones tirando a friky de Caravan, que sirven de ejemplo de lo elástico que es este tema para poder incluirlo en cualquier repertorio y estilo. La primera a cargo de la Spanish Brass en el Auditorio Nacional de España el 17 de Enero 2010.

Y esta otra, la que realizan 12 Chelistas de la Berlin Philharmonic Orchestra. Ahí queda eso…