Bill Evans

Memoria del Galapajazz (2002)

Bill Evans, uno de los artistas destacados de la edición.

En el 2002, los cabeza de cartel que actuaron en el Galapajazz fueron:

Marcus Miller, bajista, compositor y productor. De los bajistas más influyentes de jazz desde los 80, comenzó colaborando como músico de estudio con artistas como Aretha Franklin, Roberta Flack, Grover Washington Jr., Bob James o David Sanborn, luego tuvo una estrecha y extensa colaboración musical con Miles Davis, produciéndole el extraordinario álbum “Tutu” o “Siesta“, para más tarde desarrollar su carrera en solitario.

Vídeo de la versión de “Tutu” en directo en 2002, junto al trompetista Christian Scott (vaya solo se marca), Alex Han (saxo), Federico Gonzalez Pena (teclas) y Ronal Bruner, Jr (batería). Todo un lujo.

Bill Evans, otro pupilo de Miles Davis en la década de 1980, desde entonces ha dirigido varias bandas, como Push y Soulgrass. Con más de 17 álbumes en solitario es otro de los grandes del saxo tenor y soprano.

Una muestra puede ser éste “The Hobo” grabado en 1991 en Stugar.

Otro de los platos destacados del menú de 2002 fue el cuarteto formado John Scofield, Joe Lovano, Dave Holland y Al Foster.

Éste vídeo grabado en Jazz Báltica 2002, ilustra perfectamente lo escuchado en Galapajazz, porque formaba parte de la misma gira.

Hubo hueco para el jazz nacional, con la participación de un grupo de leyenda, Dolores, dirigido por el batería Pedro Ruy-Blas, grupo por el que pasaron musicazos como: Rubem Dantas, Jean Luc Vallet, Álvaro Yébenes, Jorge Pardo, Toni Aguilar, Jesus Pardo, Tomás San Miguel…

Chaka Khan, cantante estadounidense que brilló en los años setenta como vocalista al frente del grupo de funk Rufus y posteriormente continuó su carrera en solitario.

Os demo la canción “I Feel for You

También participaron en la edición del 2002, Jeff Lorber pianista de estilo Smooth Jazz, el británico Courtney Pine o el trío de Jorge Pardo, Carles Benavent y Tino di Geraldo. Los grupos de Diego Carrasco y Diego Amador. y la banda latina afincada en Madrid La Calle Caliente, además de la cantante argentina Gabriela Anders.

Una semana de música: Sábado

Hoy sábado me gustaría que os acercárais al escenario del Festival de San Sebastián, donde nos van a recibir Ronnie Cuber con su barítono, acompañado de Bill Evans al tenor y Randy Brecker (tompeta), con su SoulBop Band. ¿Estáis cómodos?

¡Pues a disfrutar!

¡Hasta mañana!

Crisis in Six Scenes

La actriz Miley Cyrus y el propio Woody Allen protagonizan la serie.

Es como se denomina la miniserie (6 episodios) escrita y dirigida por Woody Allen para la televisión. La trama de la comedia está ambientada en los turbulentos años 60 en los Estados Unidos, y se centra en una familia de clase media cuya vida se ve revolucionada con la llegada de un personaje sorpresa.
Yo no soy quién para juzgar al gran Woody, pero a mi personalmente me ha decepcionado, me da impresión de como si hubiera hecho un copia y pega de sus trabajos anteriores en el cine. Eso no quita para que tenga diálogos hilarantes y acompañe su genio mordaz a un argumento de conflicto generacional, también tiene momentos corales que bien hubiera podido firmar el mismísimo Jardiel Poncela, pero me he quedado con la sensación de que ha ido a solucionar la serie como un mero trámite, es entretenida y de fácil digestión, pero esperaba algo más sorprendente de Allen para ésta ocasión única de realizar una serie en TV.
Donde no baja el nivel es la estupenda banda sonora que acompaña la serie, ha escogido estándar clásicos con interpretaciones magníficas, aquí si que le doy un diez, como por otra parte suele pasar con sus películas, en fin, os recomiendo que la veáis porque es entretenida y de episodios cortitos (21minutos) y lo mismo a vosotros/as os convence…, pero sobre todo, no dejéis de ESCUCHAR su banda sonora, es de “chapeau”.

Este es el Trailer

Comienzo con la estupenda versión de Topsy que realizan Jimmy Giuffre (clarinete), Jim Hall (guitarra) y Bob Brookmeyer (trombón).

Ahora es éste Comin’ home baby interpretado por Herbie Mann, que aparece como hilo conductor en numerosas ocasiones dentro de los capítulos. Impecable.

Waltz for Debby la famosa composición de Bill Evans también aparece. Una joya.

En los tiempos revueltos de los 60 en USA que mejor que acompañarlos con el tema de Jefferson Airplane, “Volunteers”. Todo un himno de esa época.

Y temas como el vital “The Sidewinder” del trompetista Lee Morgan.

O el “Backstage Sally” de The Jazz Messengers, sazonan de manera gloriosa otros momentos de la serie.

I Fall in Love Too Easily

gettyimages-85241851_r7oakmqJule Styne y Sammy Cahn compositores de I Fall in Love Too Easily.

Ocurre con las canciones como con otras facetas de la vida, sin saber por qué hay unas que te atrapan, te hacen bailar, te emocionan o simplemente las aborreces, en el caso de I Fall in Love Too Easily, balada compuesta por Jule Styne y letra de Sammy Cahn y que hoy viene al repaso a los temas imprescindibles para una buena Jam, a mi personalmente desde que la conozco siempre ha sido una de mis baladas favoritas y ni siquiera me acordaba de su nombre, la había escuchado en varias versiones y siempre me había gustado ese aire aguardentoso, descarnado y a la vez delicado, ahora que conozco su letra creo que conjuga perfectamente con su envoltorio musical, es una canción de amor que se canta para si mismo, porque no tiene a quién cantársela ni con quién compartirla.

I Fall in Love Too Easily” fue incluida por primera vez en la película, Anchors Aweigh (Levando anclas), musical a mayor gloria de Gene Kelly y Frank Sinatra y era éste último quién la interpretaba en pantalla. Tubo un gran éxito y la composición estuvo entre las nominadas a mejor canción en los Oscar de ese año. Pero como ocurre muchas veces y aquí lo vengo contando, la canción pasó al olvido prácticamente una década, hasta que en febrero de 1954, Chet Baker la grabara, y aunque a mi personalmente Chet no me convence en su faceta de cantante, tengo que reconocer que en ésta sesión de estudio bordó una versión de “I Fall in Love Too Easily” completamente inspirada, aunque recomiendo que prestéis atención al solo de trompeta.
Posteriormente la canción fue aceptada de buen grado por el mundo del jazz, y solo hay que ponerse a buscar en la red versiones de “I Fall in Love Too Easily” para percatarse de ello, a mi sobre todo me gustan las versiones que reproducen ese aire introspectivo que Baker logró con su personal visión y otros como Bill Evans o Miles Davis continuaron.

Comienzo con la versión ya comentada de Chet Baker de febrero de 1954, extraída de su trabajo Chet Baker Sings.

Ahora propongo que escuchéis dos versiones cantadas por intérpretes actuales, primero Patricia Barber en mayo de 2000, de su disco Nightclub.

Y ahora una voz masculina, que no es otra que la de uno de los mejores vocalistas actuales Gregory Porter.

Miles Davis, también se dejó seducir por este tema y la mantuvo en su repertorio prácticamente hasta su época de fusión. Ésta versión está incluidas dentro de su trabajo Seven Steps to Heaven.

Otra versión que conlleva esa carga sutil de desesperanza es la que realizaba Bill Evans en junio de 1962. perteneciente a su trabajo Moon Beams.

Otro intérprete que se ajusta como un guante a esa sensibilidad susurrante del tema, es el estupendo trompetista ‪Paolo Fresu.‬