Ben Webster

How Long Has This Been Going On?

hermanos-george-e-ira-gershwinLos hermanos George e Ira Gershwin, autores de la canción.

Y como “casi” todos los lunes, seguimos indagando en el repertorio de los 250 temas imprescindibles para una Jam Session. En esta ocasión escucharemos la canción “How Long Has This Been Going On?“, compuesta por George Gershwin, con letra de su hermano Ira Gershwin.

En un principio, los hermanos Gershwin la crearon para incluirla en un musical denominado Funny Face en 1927. Pero tras el poco éxito de la obra, al año siguiente fue rescatada para otro musical titulado Rosalie, donde, entonces sí, consiguió un gran éxito. Posteriormente, en los años 40, “How Long Has This Been Going On?” fue recuperada por Benny Goodman y su orquesta, junto a la cantante Peggy Lee, realizando la grabación apenas unos pocos días antes del ataque a Pearl Harbor por la aviación japonesa.
A la contra de otras canciones compuestas en los años 20, “How Long Has This Been Going On?” se ha dejado modelar por corrientes posteriores dentro del jazz sin parecer forzada o anticuada. En este sentido, la versión que realizó Brad Mehldau en el año 2000, es toda una muestra de como puede adaptarse hasta parecer una obra pianística contemporánea.

Comenzamos el repaso de versiones con la realizada por Benny Goodman y su orquesta , junto a la cantante Peggy Lee (Grabación de 1941).

Seguimos con la sutileza y sensibilidad melódica de Chet Baker.

También, el saxo tenor Ben Webster, junto al trompetista Harry “Sweets” Edison, se animaron a realizar su particular versión del tema.

Y para cerrar éste bloque de versiones, la ya mencionada de ‪Brad Mehldau‬ en el año 2000.

Anuncios

Chelsea Bridge

Strayhorn Ellington

Billy Strayhorn y Duke Ellington en 1943. Foto Dave Dexter, Jr.

Después de unas semanas de descanso,  continuamos con el repaso de los 250 temas “imprescindibles” para una Jazz Session. En esta ocasión se trata de una composición de Billy Strayhorn denominada Chelsea Bridge.

Se trata de una balada que tiene un especial atractivo, tanto parapianistas  como parasaxofonistas y que surge de una perezosa frase atresillada que desde el principio te atrapa la atención, para luego desarrollarse lánguidamente invitando al intérprete a ir por detrás del compás, como si el tiempo se desvaneciera y desdibujara en una voluta de humo.

Aunque Duke Ellington, estrenara la canción en 1941, pasó prácticamente desapercibida hasta que llegó el saxofonista tenor Ben Webster y con su estilo inconfundible, que tan bien se acopla a Chelsea Bridge, la convirtiera en un clásico imprescindible en su repertorio.

Otros músicos influyentes han citado esta composición entre sus grandes influencias. El mismo Gil Evans declaró: “En cuanto oí Chelsea Bridge, me propuse hacer lo mismo. Es lo único que hacía; lo único que hice en mi vida: tratar de lograr lo que había hecho Billy Strayhorn”. Si un monstruo como él lo dice, algo tendrá éste tema.

Como siempre, para empezar, vamos con el original de Billy Strayhorn extraído de su álbum The Peaceful Side of Billy Strayhorn.

En vez de subir la archiconocida versión Ben Webster, me he permitido traer en su sustitución, esta otra realizada por el saxofonista David Murray con el pianista George Arvanitas. Tengo especial gusto por el sonido de Murray, además las imágenes que acompañan al vídeo, son un catálogo de atmósferas y sensaciones que puede transmitir la muy descriptiva Chelsea Bridge.

Y para terminar, una versión diferente, la que realiza el saxo tenor Joe Henderson acompañado de su Big Band, incluida en el estupendo disco “Big Band” (1996).

Bye Bye Blackbird

Bye Bye Blackbird

Y como todos los lunes, seguimos indagando en el repertorio de los 250 temas imprescindibles para una Jam Session. En esta ocasión escucharemos el estándar Bye Bye Blackbird, compuesta en 1926 por Ray Henderson y letra de Mort Dixon.

En los años previos a la Segunda Guerra Mundial, “Bye Bye Blackbird” llegó a ser más conocido en Europa que en Estados Unidos, seguramente debido a la versión que grabara Josephine Baker en París al 1927 que disfrutó de bastante popularidad y posteriormente, y ya dentro de la gran contienda europea, fue Goebbels, padre de la propaganda nazi, quién apadrinó una grabación del tema modificando la letra original con el fin de desmoralizar a los soldados británicos. Habría que esperar a la década de los 50, para que Miles Davis realizara la versión determinante de “Bye Bye Blackbird”, incluyéndola en su disco Round About Midnight, acompañándose de John Coltrane (saxo tenor), Red Garland (piano), Paul chambers (bajo) y Philly Joe Jones (batería), modelo que ha sido referencia de prácticamente todas las versiones que han ido apareciendo desde entonces de Bye Bye Blackbird y ahora sí, el tema alcanzó el cénit de popularidad y el reconocimiento del mundo del jazz.

Comenzamos con la versión que hiciera Josephine Baker, en enero de 1927 , con un aire marcadamente vodevilesco.

Continuamos con la estupenda versión de Miles Davies incluida en su disco Round About Midnight (1957).

Ahora os propongo que escuchéis esta versión interpretada por Ben Webster y Oscar Peterson.

Quiero terminar el repaso a Bye Bye Blackbird con la versión que hiciera Patricia Barber en su álbum Nightclub en mayo de 2000. Me parece estupenda.