‪Cannonball Adderley‬

Groovin’ High

Dizzy+Gillespie+Groovin+High+360810

Seguimos con el repaso por orden alfabético a los 250 temas imprescindibles para una Jam Session.
Hoy escuchamos Groovin’ High, compuesta por Dizzy Gillespie en 1945 y que ha pasado a formar parte de su legado más conocido. Parece ser que Gillespie contó que se había inspirado en la secuencia armónica de “Whispering”, canción de 1920 que interpretaba Paul Whiteman, y que se incluía en una película que vio en una sesión de tarde cuando era un chaval.
El tema cumple con las características típicas del bebop: cadencia entrecortada en la melodía, frases cortas y solos ricos en recursos cromáticos, acompañados con múltiples saltos de intervalos. Sin miedo a equívocos, Groovin’ High es uno de los temas que pertenecen al “olimpo” del bebop y que pese al tiempo transcurrido desde que Gillespie lo creara, no ha perdido un ápice de vitalidad.

Aunque la primera grabación de ‪Groovin High la realizó Dizzy Gillespie junto a ‬Dexter Gordon, fue sin duda la ‪grabada meses después‬ junto a‪ Charlie Parker, la que ha pasado a la posteridad como la “versión”.‬ Los escuchamos en directo en el Carnegie Hall, de Nueva York el 29 de septiembre de 1947.

Seguimos con la impresionante versión que realizara ‪Cannonball Adderley en 1958‬.

Ahora es el turno de ‪Art Pepper, quién incluyó Groovin High en su disco “+ Eleven‬”.

Está otra, es una versión actual grabada en directo en septiembre de 2011 por ‪Poncho Sánchez y el trompetista Terence Blanchard, con un marcado aire latino.‬

Y para terminar, una curiosidad, la versión que realizan ‪la Sant Andreu Jazz Band dirigiendo Joan Chamorro y con la colaboración especial al saxo altode Dick Oatts.‬

Hasta la próxima y que la música os acompañe.

Corcovado

Corcovado Jobim

Siguiendo con el repaso por orden alfabético a los 250 temas imprescindibles para una Jam Session, le toca el turno a Corcovado. Compuesta por Antonio Carlos Jobim (letra en inglés de Gene Lees).

Cambiamos de tercio y nos adentramos de mano de Jobim en una sugerente bossa. El título Corcovado (Jorobado, en portugués), le viene dado por el nombre de la montaña que domina Río de Janeiro, coronado por el archiconocido “Cristo redentor”. Para la versión inglesa, Gene Lees tuvo a bien titularla comoQuiet Nights of Quiet Stars” (noches plácidas de plácidas estrellas), que se suele abreviar por Quiet Nights.

Corcovado paso sin pena ni gloria hasta que una versión de Stan Getz y Joao Gilberto, fue un rotundo éxito de ventas y se ha convertido en referencia. Miles Davis también grabó el tema con Gil Evans, en el álbum titulado precisamente Quiet Nights. A estas versiones, le han sucedido otras muchas,  destacando quizá la realizada por Frank Sinatra y muy especialmente la realizada por por Elis Regina.

Comenzamos el repaso de las versiones con la que le diera el reconocimiento a nivel mundial, la realizada por Stan Getz & Joao Gilberto

Y la ya comentada de Miles Davis junto Gil Evans como arreglista y director de la estupenda banda que acompaña a Miles.

Escuchemos ahora, otra  versión instrumental realizada esta vez por el maestro del saxo alto ‪Cannonball Adderley‬, acompañado por ‪Sérgio Mendes‬.

Y por último, la que realizara Elis Regina junto al autor ‪Antonio Carlos Jobim‬.