‪Billie Holiday‬

Love for Sale

Dentro de los buenos propósitos prometidos en la entrada anterior, estaba el volver a recuperar el repaso por orden alfabético de los 250 temas imprescindibles para una Jam Session, siguiendo el criterio del libro de Ted Giogia. Nos quedamos en la “L” y hoy le toca el turno a “Love for Sale”, el archiconocido tema compuesto por Cole Porter.

Lo que desconocía, y nos cuenta Giogia en su libro, es que “Love for Sale”, durante décadas, las cadenas de radio se negaron a emitir esta letra. La canción, que sonó por primera vez en The New Yorkers, un musical de Broadway de 1930, adopta el punto de vista de una prostituta de la época de la ley seca, y el compositor, Cole Porter, no se mordió la lengua al presentar este “amor a la venta: joven y apetitoso”. Según Charles Darnton, el crítico del periódico Evening World, la canción era “de pésimo gusto”, y el Herald Tribune la calificó de “indecente”.

A esas críticas Porter respondía: “No me entra en la cabeza –decía–. Uno puede escribir una novela sobre una meretriz, pintar el retrato de una ramera, pero no puede componer una canción sobre una prostituta”.

Seguramente por esa controversia, la canción no comenzó a adquirir cierta popularidad hasta finales de los 40 y la siguiente década. Billie Holiday, se atrevió a grabar “Love for Sale” y fue un completo éxito. Según comentaba, cuando apareció esta canción ella trabajaba de prostituta, por lo que su interpretación transmite una autenticidad muy difícil de igualar.

Billie Holiday, extraída de su álbum Solitude, Los Ángeles, 1952.

Con todo, en esos años, era difícil encontrar versiones vocales, por el contrario, si había instrumentales como las de Erroll Garner, Sidney Bechet, Art Tatum o Charlie Parker, que la grabó, poco antes de su muerte, para el disco de homenaje a Cole Porter para el sello Verve.

Ella Fitzgerald, también tuvo el valor de enfrentarse a la interpretación de “Love for Sale”. Como muestra, esta actuación en directo en el Palais des Beaux-Arts, en Bruselas en 1957.

Una de las versiones instrumentales más destacadas, es sin duda la realizada en 1958 por Cannonball Adderley. La incluyó en su disco Somethin’ Else, en marzo de 1958, en el que colaboró Miles Davis como músico de acompañamiento.

Poco después, los papeles se invertirían y Davis graba “Love for Sale”, incluyéndola en su disco Circle in the Round, con el mismo grupo con el que grabaría Kind of Blue, incluyendo unos solos difíciles de superar. Mayo de 1958.

A partir de la década de los 60, “Love for Sale” ya estaba en el repertorio de los músicos de jazz, gracias a su peculiaridad de ofrecer múltiples posibilidades tanto para las improvisaciones como adaptación a estilos y tempos.

Por destacar alguna otra versión, incluyo la que realizaba Buddy Rich y su Big Band con arreglo de Pete Myers.

O la del trompetista Wallace Roney, incluida en su disco No Job Too Big Or Small.

Y para terminar, os dejo con la versión que actualmente copa todos los comentarios, incluso en la Wikipedia la primera opción que te ofrece es ésta (?), estoy hablando de la realizada por Tony Bennett y Lady Gaga en 2021, os dejo con ella.

I Cover the Waterfront

1933-a-la-sombra-de-los-muelles-i-cover-the-waterfront-usaCartel de la película I Cover the Waterfront de 1933.

Después del parón ocioso de las navidades y todavía de forma perezosa, vuelvo a retomar el repaso a los “imprescindibles” para una buena Jam. En esta ocasión el tema a escuchar es I Cover the Waterfront, compuesta en 1933 por Johnny Green y letra de Edward Heyman.
La canción formó parte de la banda sonora de la película homónima en 1933, aunque solo se incluyó la parte instrumental. Posteriormente, a mediados de los 30 y los 40, tuvo un notable éxito gracias a las versiones de Joe Haymes y Eddy Duchin, Louis Armstrong o Artie Shaw, pero quién más influyó en su consolidación dentro del mundo del jazz de “I Cover the Waterfront” fue sin duda Billie Holiday, quién realizó varias grabaciones de la misma, lo que motivó que muchos intérpretes de jazz la incorporaran a su repertorios.
Quizá la versión, readaptación o como lo queráis llamar más extraña nos la ha legado el músico de blues John Lee Hooker, quién realizó una adaptación de “I Cover the Waterfront” tan diferente de la original, que si no fuera por la letra creeríamos que estaba interpretando otra canción. Tan irreconocible es, que la discográfica otorgó a Hooker la autoría de la canción. (?)

 Comenzamos por la versión de joven ‪Louis Armstrong‬ grabada en directo en Copenhague (1933)

Seguimos con ‪BILLIE HOLIDAY‬, verdadera impulsora de que I Cover the Waterfront fuera conocida dentro del mundo del jazz.

Continuamos con la estupenda versión de Clifford Brown (trompeta) Gigi Gryce (saxo alto), Henry Renaud (piano), Jimmy Gourley (guitarra), Pierre Michelot (bajo) y Jean-Loius Viale (batería). de 1953.

Ahora es Paul Gonzalves, quien la interpreta junto al pianista Enrique Villegas. Grabación realizada en 1968 en Argentina durante una gira de Duke Ellington.

Lester Young‬, con su particular elegancia nos deja su versión.

‪Y para terminar, la insólita versión de John Lee Hooker‬.

I Can’t Give You Anything but Love

blackbirds_lLibreto de I Can’t Give You Anything but Love, edited en 1928.

Siguiendo con el repaso por orden alfabético a los 250 temas imprescindibles para una Jam Session, le toca el turno al tema «I Can’t Give You Anything but Love«, compuesto por Jimmy McHugh y letra de Dorothy Fields. Esta canción gozaba de un notable éxito en 1928, siendo interpretada en el musical de Broadway denominado The Blackbirds, pero cuando dio la campanada a nivel popular, fue al año siguiente tras la grabación de Louis Armstrong. A estas alturas de la película, a veces nos es muy difícil darnos cuenta de lo importancia de algunas novedades que poco a poco se han ido introduciendo en la música de cualquier estilo y básicamente nos pasa eso, porque hemos iniciado el conocimiento de esos estilos de la actualidad a los orígenes y no cronológicamente, como quizá hubiese sido lo más aconsejable para darnos cuenta de las transformaciones que han ido sucediéndose paso a paso.
Dicho esto, es difícil imaginar el cambio tan brutal que significó la versión de Armstrong con su trompeta con sordina y una interpretación vocal que se tomaba muchas libertades con la melodía, alejándose del típico fraseo rítmico utilizado hasta ese momento.
I Can’t Give You Anything but Love, formó parte del repertorio de muchos músicos y bandas durante la era del swing, pero no ocurrió lo mismo entre los músicos ligados al estilo Bebop o posteriores, aunque es evidente que al público le sigue gustando y artistas dotados de un innato instinto comercial, como por ejemplo Diana Krall, son capaces de valorar su enganche y utilizarla tanto en grabaciones como en los directos.

Comenzamos con la version ‪Louis Armstrong que alcanzó el éxito en 1929.‬

Seguimos con la versión de ‪Billie Holiday‬.

Ahora la magnífica version de ‪Lester Young realizada en 1952.‬

Mucho más moderna y con un aire más brioso la realizada por The Oscar Peterson Trio y Sonny Stitt.

Y para terminar, la versión de ‪Diana Krall‬ en directo en el ‪Festival de Newport en agosto de 1998.‬

I Can’t Get Started

514hgcuehil

Damos un salto en el abecedario y nos colocamos en la «I», dentro del repaso que vamos haciendo a los a los 250 temas imprescindibles para una Jam Session. Y el primero que nos surge es éste «I Can’t Get Started«, compuesto por el bielorruso Vernon Duke, con letra de Ira Gershwin. Ésta canción nos retrae a los tiempos posteriores a los años de la ley seca, la ruina bursátil del 28, el tiempo prebélico de la segunda guerra mundial o la contienda española, en la que se hace referencia en la letra.
I Can’t Get Started fue compuesta para lucimiento en un número cómico del humorista Bob Hope en Broadway, pero pronto tomo su devenir propio y fue el trompetista Bunny Berigan (1936), quién consiguió un notable éxito con su versión. Pero quizá la más reconocible sea la grabación que publicó Billie Holiday en 1938, con un Lester Young, que se sale con un solo de dieciséis compases en la introducción del tema.
Luego ha habido infinidad de versiones, interpretadas por numerosos músicos dentro del jazz como: Dizzy Gillespie, Lennie Tristano, Ella Fitzgerald, Charlie Parker, Paul Bley, Charles Mingus hasta nuestros días, manteniéndola todavía con plena vigencia.

Comenzamos el repaso de versiones de I Can’t Get Started con la que realizara ‪Bunny Berigan en 1936‬.

A continuación es ‪Billie Holiday junto al ‬saxo tenor Lester Young quién recrea el tema.

Seguimos con la versión de ‪Dizzy Gillespie Sextet.

Ahora es otro magnífico trompetista ‪Kenny Dorham con su quinteto (1963),  junto al saxo ‬tenor Joe Henderson, quienes nos dejan esta estupenda versión.

Y para terminar, os dejo con la magnífica y larga adaptación de ‪Charles Mingus en 1959, interpretada en directo junto a ‬John Handy (saxo alto), Booker Ervin (saxo tenor), Richard Wyands (piano) y Dannie Richmond (batería).