Cool

“El Sonido”

GetzStan

Poco a poco nos va dejando agosto con esa sensación de relajo tan propia. Da pereza todavía volver a la rutina machacona que nos espera a la vuelta de la semana, así que os sugiero que os dejéis llevar por el saxo tenor de Stan Getz, el que fuera denominado “El Sonido”.

Mucho se puede comentar sobre él y su azarosa vida, siempre en los límites del abismo, como desgraciadamente era habitual en los músicos de jazz de esa época, pero lo más importante es el legado musical que nos dejó, envidia de cualquier aficionado o profesional que toque el saxo y con más motivo si toca el tenor.

Y para que se entienda mejor lo que os comento, prepararos una caipirinha o si os da pereza o no tenéis ni idea de como hacerlo, simplemente abrir una cerveza, descalzaros y poner los pies en remojo, cerrar los ojos y escuchar la música del vídeo que os propongo, seguro que podéis llegar a sentir ese aire salado de la brisa del mar y el rumor dulzón de las hojas de las palmeras mientras son mecidas por el viento cálido.

Aunque quizá le asociemos siempre con ese estilo, no todo fue bossa nova en la trayectoria de este musicazo, él lo definía muy bien en la frase siguiente: “Mi vida es la música. Y de alguna vaga, misteriosa y subconsciente forma, yo siempre me he visto impelido por un intenso impulso interno que me ha llevado a, casi compulsivamente, buscar la perfección en la música, a veces –es más, casi siempre– a expensas de todo lo demás en mi vida.”

Es este otro vídeo, interpreta el tema “Voyage” acompañado de Kenny Barron (¡qué pedazo de pianista!), Eddie del Barrio, Frank Zottoli, Alex Blake, Terri Lyne Carrington, en 1990.

Anuncios

Alone Together

chet baker

Chet Baker fotografiado en los últimos años de su vida.

Alone Together es una de mis baladas preferidas, en especial esta versión que realizaron Chet Baker y Bill Evans en 1958, donde les acompañan unos músicos de auténtico lujo: Pepper Adams (saxo barítono), Herbie Mann (flauta), Paul Chambers (bajo) y Connie Kay (batería).

Es impresionante la capacidad melódica de Chet Baker, su delicadeza y el talento lírico de sus interpretaciones, por algún lado he leído la denominación de “poeta del jazz” y pienso que sí, que a Chet se le puede calificar en muchas ocasiones de esa manera. Aunque también hubo voces críticas sobre su limitado uso de registro en la trompeta, en mi opinión cuando se escucha música no es bueno sobrevalorar los alardes técnicos del/los intérpretes, que si bien nos impresionan a veces se puede quedar solo en eso, un simple pavoneo malabar para deslumbrar al oyente y no contar nada. Chet Baker tuvo muchos claros oscuros tanto en su música como en su vida personal, pero creo que estaba muy por encima de tener o querer demostrar nada y nos lo evidencia con cada nueva escucha.

Jazz por alusiones…

Gerry+Mulligan

Gerry Mulligan por  William Gottlieb

Como ayer al poner el post sobre las fotos de William P. Gottlieb, hubo voces que pedían música, pues eso, que mejor que ver a parte de los protagonistas de las fotos de Gottlieb, tocando juntos y dando cobertura a la gran ‪Billie Holiday‬, junto a ella aparecen ‪Coleman Hawkins‬,‪ Lester Young,‪ Ben Webster‬,‪ Gerry Mulligan‬,‪ Vic Dickenson‬,‪ Roy Eldridge‬… vamos ¡casi ná! Ale a escuchar jazz durante un ratito

Peace Piece, cerrar los ojos y escuchar

Cuando dejas que esos primeros acordes pausados del tema Peace Piece te empapen los sentidos, ya no tienes escape, te van calando poco a poco, a modo de lluvia mansa caída sobre los prados. Como si Bill Evans, con su inconfundible postura encorvada sobre el teclado, quisiera transmitir al oyente toda la intensidad de su sentir más profundo, sin armonías complicadas, sin fraseos de malabarista, con ese lirismo y sencillez que solo los que tienen el don pueden transmitir.

Este tema publicado en 1958 en el segundo disco de Bill Evans como solista (Everybody Digs Bill Evans), está basado en la introducción de Some Other Time de Leonard Bernstein, pero Evans entresaca ese primer motivo de la mano izquierda de una manera delicada y constante, desarrollando una estructura “modal” (lo que después se vino a denominar Jazz modal) e improvisa cadencias mientras de fondo, se mantiene la secuencia armónica a modo de bajo continuo. Es un secreto a voces que este tema le sirvió para desarrollar el Flamenco Sketches del impresionante disco Kind Of Blue de Miles Davies, donde se reproduce, de forma evidente, ese mismo motivo musical en los primeros compases que interpretan piano y bajo, aunque Davies con su personal carácter, nunca reconoció a Evans como coautor en varios temas de esa grabación.

Conjeturas aparte, lo mejor es cerrar los ojos y escuchar.

Y como me he quedado con ganas de más, os dejo la versión que hace del mismo tema Niño Josele a la guitarra, ilustrada con dibujos de Mariscal. Otra mirada pero el mismo espíritu.

Y ya sabéis, si os apetece colaborar con vuestras fotos en el vídeo que tenemos en marcha, visitar este enlace:

Vídeo MiBandameMata