Jazz

Relacionado con el jazz

I Hear a Rhapsody

Disco de Charlie Barnet junto a Bob Carroll, grabado en Nueva York, 14 de octubre de 1941.

Es el turno de “I Hear a Rhapsody” dentro del repaso a los temas imprescindibles para una buena Jam que se precie. Compuesta en 1941 por George Fragos, Jack Baker y Dick Gasparre.
En ése año, “I Hear a Rhapsody” llegó a estar entre los diez primeros puestos de las listas de éxitos con tres diferentes versiones interpretadas por  Charlie Barnet, Jimmy Dorsey y Dinah Shore. Posteriormente, el director Fritz Lang la incluyó en su película de 1952 “Clash by Night“. También aparece en otra película musical de 1951 “Casa Mañana“, dirigida por Jean Yarbrough.

En la década de los 40, “I Hear a Rhapsody” se interpretaba a tempo de balada con un claro sentimiento lírico, pero poco a poco ése tempo fue transformándose y así Dave Brubeck en 1956, grabó con su octeto una versión con un ritmo bastante más rápido y de ahí, hasta la versión que realizó John Coltrane en 1958, que fue determinante en adaptar el tema a un tiempo mucho más rápido.
Desde entonces, muchos otros músicos han realizados versiones del tema, destacando las de Zoot Sims, Bill Evans y Jim Hall, Keith Jarrett, Chick Corea, Tom Harrell y Lee Konitz, y un largo etcétera, manteniendo el interés y vigencia de “I Hear a Rhapsody” hasta nuestros días.

Comenzamos el repaso con la versión de Tommy Dorsey con Frank Sinatra como cantante, extraída del programa radiofónico de la NBC Fame and Fortune, en enero de 1941.

A continuación seguimos con la grabación del saxofonista Jackie McLean, extraída de su trabajo Action, Action, Action.

Volvemos a tempo de balada con la versión que realizaron Bill Evans y Jim Hall en 1962

Dave Brubeck también versioneó en 1956 “I Hear a Rhapsody“, pero a un tempo de swing medio.

John Coltrane junto a Red Garland realizaron ésta versión, contenido en el disco Lush Life, en mayo de 1957.

Ahora la estupenda versión realizada por Art Blakey & Jazz Messengers, donde se encontraban W. Shorter, Lee Morgan y Curtis Fuller, ¡¡casi nada!!

Y para finalizar, esta típica mezcla que hace la WDR Big-Band con un solista determinado, es éste caso son los saxos tenores Eddie Daniels y Paul Heller, miles de notas por minuto…

I Got Rhythm

Los hermanos Gershwin, George e Ira.

Volvemos al repaso de los “imprescindibles” para una buena Jam, con el tema I Got Rhythm, compuesta por George Gershwin y letra de su hermano Ira Gershwin. Si verdaderamente hay una canción tocada una y mil veces en una Jam seguramente sea ésta, de hecho, su estructura y progresión armónica han tomado una identidad propia y son conocidos por el sobrenombre de “Rhythm changes” y es que desde un principio, generó un atractivo especial para las improvisaciones de los músicos de jazz.

I Got Rhythm fue incluida por primera vez en el musical de 1930 Girl Crazy. La interpretaba la cantante Ethel Merman, y desde la primera noche del estreno, la canción supuso un extraordinario éxito. Inmediatamente tuvo su repercusión en el ambiente del jazz, Louis Armstrong grabaría su versión en 1931 y pocos años después tendría secuelas con versiones de Casa Loma Orchestra, Benny Goodman y su cuarteto en 1938, más tarde serían Count Basie, Benny Carter, Art Tatum, Roy Eldridge, Coleman Hawkins, Lester Young y Charlie Parker y un largo etcétera de músicos que se sintieron cautivados por su melodía.

Con el paso del tiempo, casi nadie toca “Rhythm changes” con la melodía de “I Got Rhythm” de Gershwin, sino que se sustituye por cualquiera de las muchas variantes utilizadas por otros músicos como Duke Ellington, Lester Young, Charlie Parker, Thelonious Monk, etc., la secuencia de acordes se hizo tan famosa e independiente que acabó con la composición propiamente dicha, por ello son contadas las versiones modernas de “I Got Rhythm”, después de la época del bop, poco a poco, su melodía se fue dejando a un lado, los músicos han seguido utilizando y desarrollando la progresión armónica de la pieza para desarrollar su creatividad, una y otra vez, a costa de abandonar la composición original de Gershwin.

Comenzamos con la versión que hacia Ethel Merman en 1956.

Ahora es el turno de la versión de Glen Gray & The Casa Loma Orchestra, con el famoso solo de saxo barítono a cargo de Clarence Hutchenrider en 1934.

Louis Armstrong realizó multitud de versiones de I Got Rhythm. Valga ésta como ejemplo, grabada en 1938.

Charlie Parker también se sintió atraído por I Got Rhythm.

Y por supuesto, el gran Lester Young también nos regaló multitud de versiones de ésta canción.

Una versión más moderna, es ésta magnífica de Zoot Sims grabada en 1975, junto a Joe Pass (guitarra), Oscar Peterson (piano), George Mraz (bajo) y Grady Tate (batería).

Avishai Cohen

El trompetista Avishai Cohen. Foto de Caterina di Pierri

Ayer tuve la suerte de poder ver y escuchar en directo al cuarteto del trompetista y compositor Avishai Cohen y no me pudo dejar mejor sensación, la verdad es que no las llevaba todas conmigo, apenas había escuchado alguna cosa suya en YouTube y no sabía que me iba a encontrar.

Pero desde que salieron al escenario de la sala de cámara del Auditorio Nacional, el cuarteto y él en particular, con esa apariencia de Don Quijote del siglo XXI, con su estatura, su delgadez y ese aire de transitar otros mundos, supo con su trompeta captar la atención de toda la audiencia. Su planteamiento musical, al igual que el personaje de Cervantes, nos abre la imaginación con su capacidad creativa y su facilidad expresiva fuera de lo común con la trompeta, atrapándonos con su lenguaje, que si no es inédito si es innovador y desde luego claramente distinto, con composiciones ágiles y llenas de lirismo, salpimentándolas con arrebatos repletos de urgencia, fuerza y energía a modo de compensación y equilibrio, en definitiva, transportando al público a una comunión con el intérprete como solo consiguen los grandes.

En mi modesta opinión, parte importante de ese lenguaje lo consigue gracias al buen hacer del pianista Yonathan Avishai, eje clave para la formación y elaboración del discurso sonoro que genera el cuarteto. Con una ejecución ágil y sin aspavientos, consigue una calidad y creatividad rítmica y melódica prodigiosa y es el verdadero sostén, junto al contrabajista Yoni Zelnik y el batería Nasheet Waits, para que Avishai Cohen pueda moverse con absoluta libertad y exponer sus capacidades expresivas que son muchas.

El repertorio estuvo formado básicamente por los temas que forman su último trabajo “Into the Silence” grabado para el sello ECM. En conclusión, os recomiendo que si tenéis ocasión de poder verle en directo no os lo perdáis.

Comienzo con una especie de semblante de Avishai Cohen realizado por Charlie Mysak

El tema ‪Quiescence‬ perteneciente a su nuevo disco

En directo, en el estudio TSFJAZZ junto al pianista Yonathan Avishai.

‪Into the Silence‬

I Got It Bad (and That Ain’t Good)

El saxofonista alto Johnny Hodges

Seguimos internándonos en los temas imprescindibles para una buena Jam que se precie y es el turno de I Got It Bad (and That Ain’t Good), compuesta por Duke Ellington y letra de Paul Francis Webster.

I Got It Bad (and That Ain’t Good) formaba parte de la partituras para Jump for Joy, un musical que se estrenó en el Mayan Theater de Los Ángeles en el verano de 1941 y ésta canción, fue prácticamente lo único que quedó de las enormes expectativas que Duke Ellington tenía puestas en dicho musical. El tema estaba compuesto para la interpretación de la cantante Ivie Anderson, pero fue el saxofonista alto Johnny Hodges primer saxo de la cuerda de su big band, quien acapara toda la atención con su deslumbrante introducción de la melodía con su glissando carazterístico.
En poco tiempo aparecieron versiones del tema por otros intérpretes como las de Ella Fitzgerald, Earl Hines, Stan Kenton, Jimmy Dorsey, Bunny Berigan y Benny Goodman entre otros.

I Got It Bad (and That Ain’t Good) es una de las canciones que más fama han dado a Duke Ellington y eso, a nadie se le debe escapar, es decir mucho.

Duke Ellington con un Johnny Hodges al saxo alto deslumbrante en el famoso Festival de Jazz de Newport de 1956, donde la orquesta de Ellington causó casi un disturbio.

Como versión cantada, traigo ésta, impresionante, realizada por Nina Simone.

Zoot Sims con su tenor fue uno de los muchos músicos atraidos por ésta melodía.

Ahora dos genios unidos: Duke Ellington y Louis Armstrong.

El trompetista Donald Byrd con el grupo formado por: Sonny Red (saxo alto), Hank Mobley (tenor), McCoy Tyner (piano), Walter Booker (bajo) y Freddie Waits (batería), también dejaron grabada su versión.

Y para terminar, la propuesta del inigualable Thelonious Monk.