Autor: Luis Lorenzo

I Got It Bad (and That Ain’t Good)

El saxofonista alto Johnny Hodges

Seguimos internándonos en los temas imprescindibles para una buena Jam que se precie y es el turno de I Got It Bad (and That Ain’t Good), compuesta por Duke Ellington y letra de Paul Francis Webster.

I Got It Bad (and That Ain’t Good) formaba parte de la partituras para Jump for Joy, un musical que se estrenó en el Mayan Theater de Los Ángeles en el verano de 1941 y ésta canción, fue prácticamente lo único que quedó de las enormes expectativas que Duke Ellington tenía puestas en dicho musical. El tema estaba compuesto para la interpretación de la cantante Ivie Anderson, pero fue el saxofonista alto Johnny Hodges primer saxo de la cuerda de su big band, quien acapara toda la atención con su deslumbrante introducción de la melodía con su glissando carazterístico.
En poco tiempo aparecieron versiones del tema por otros intérpretes como las de Ella Fitzgerald, Earl Hines, Stan Kenton, Jimmy Dorsey, Bunny Berigan y Benny Goodman entre otros.

I Got It Bad (and That Ain’t Good) es una de las canciones que más fama han dado a Duke Ellington y eso, a nadie se le debe escapar, es decir mucho.

Duke Ellington con un Johnny Hodges al saxo alto deslumbrante en el famoso Festival de Jazz de Newport de 1956, donde la orquesta de Ellington causó casi un disturbio.

Como versión cantada, traigo ésta, impresionante, realizada por Nina Simone.

Zoot Sims con su tenor fue uno de los muchos músicos atraidos por ésta melodía.

Ahora dos genios unidos: Duke Ellington y Louis Armstrong.

El trompetista Donald Byrd con el grupo formado por: Sonny Red (saxo alto), Hank Mobley (tenor), McCoy Tyner (piano), Walter Booker (bajo) y Freddie Waits (batería), también dejaron grabada su versión.

Y para terminar, la propuesta del inigualable Thelonious Monk.

‪Memphis Train‬

Y para cerrar la semana un poco de Rhythm and blues a cargo de Memphis Train, grupo formado en 2013 por jóvenes del extrarradio de Madrid y que son habituales en la programación de los clubes de música negra, con su nuevo disco “Beatin’ Around the Blues“. Las influencias son evidentes: BB King, Otis Rush, Muddy Waters, Sean Costello, etc., Rhythm and blues tocado con ganas. Ahora tenéis la ocasión de escucharlo en directo, Memphis Train presentará su disco Beatin’ Around the Blues en Madrid el próximo 17 de marzo, en la sala El Intruso.

El tema Roadrunner – de su nuevo disco Beatin´Around the Blues.

Y éste es su videoclip de promoción.

Dani Nel·lo

dani-nel%c2%b7lo

Quizá a muchos éste nombre no les diga nada, pero es uno de los músicos que quizá más protagonismo haya conseguido en la música catalana dentro del rock y el Rhythm and blues. Comenzó a mediados de los 80 como saxofonista con el grupo barcelonés Los Rebeldes, con los que llegó a grabar ocho discos.
Luego forma su propia banda “Nel·lo y La banda del Zoco” acercándose a estilos más cercanos al Rhythm and blues. Animado por la experiencia, Dani Nel·lo se inclina a explorar el mundo del jazz con la creación del grupo Tandoori Le Noir. Mientras se abre a colaboraciones con otros músicos, tantos nacionales como internacionales.
Ya en la primera década del siglo XXI, comienza una nueva andadura como compositor de bandas sonoras para cine y teatro y funda juntos a otros artistas independientes, el organismo Factoría Escénica Internacional (FEI).
En 2009 junto a Dani Baraldés (guitarra), Ivan Kovacevic (contrabajo) y Anton Jarl (batería), forman el cuarteto de “Los Mambo Jambo“, que realiza una mezcla salvaje de rock&roll, rhythm&blues, surf y swing y con sus enérgicos directos, consiguen una empatía enérgica entre la banda y el público.
En su web y la wikipedia podéis encontrar más información, pero ahora nos quedamos con lo que a nosotros más nos interesa, su música:

Comenzamos con la increíble versión que hace Los Mambo Jambo del tema de Anton García Abril (1974) para ‘El hombre y la tierra‘.

Ahora, Dani Nel·lo (tenor) junto a Francisco Suárez (piano), Jordi Prats (saxo Alto), Nono Fernández (contrabajo) y Ramón Ángel Rey (batería), interpretan “Muchacha borracha

Sax attack‬” por‪ Dani Nel.lo & Barcelona Big Blues Band

Y para terminar, Los Mambo Jambo en la sala Apolo

Nada más, os animo a que sigáis echando un vistazo en YouTube a vídeos de este monstruo, seguro que lo disfrutaréis.

I Fall in Love Too Easily

gettyimages-85241851_r7oakmqJule Styne y Sammy Cahn compositores de I Fall in Love Too Easily.

Ocurre con las canciones como con otras facetas de la vida, sin saber por qué hay unas que te atrapan, te hacen bailar, te emocionan o simplemente las aborreces, en el caso de I Fall in Love Too Easily, balada compuesta por Jule Styne y letra de Sammy Cahn y que hoy viene al repaso a los temas imprescindibles para una buena Jam, a mi personalmente desde que la conozco siempre ha sido una de mis baladas favoritas y ni siquiera me acordaba de su nombre, la había escuchado en varias versiones y siempre me había gustado ese aire aguardentoso, descarnado y a la vez delicado, ahora que conozco su letra creo que conjuga perfectamente con su envoltorio musical, es una canción de amor que se canta para si mismo, porque no tiene a quién cantársela ni con quién compartirla.

I Fall in Love Too Easily” fue incluida por primera vez en la película, Anchors Aweigh (Levando anclas), musical a mayor gloria de Gene Kelly y Frank Sinatra y era éste último quién la interpretaba en pantalla. Tubo un gran éxito y la composición estuvo entre las nominadas a mejor canción en los Oscar de ese año. Pero como ocurre muchas veces y aquí lo vengo contando, la canción pasó al olvido prácticamente una década, hasta que en febrero de 1954, Chet Baker la grabara, y aunque a mi personalmente Chet no me convence en su faceta de cantante, tengo que reconocer que en ésta sesión de estudio bordó una versión de “I Fall in Love Too Easily” completamente inspirada, aunque recomiendo que prestéis atención al solo de trompeta.
Posteriormente la canción fue aceptada de buen grado por el mundo del jazz, y solo hay que ponerse a buscar en la red versiones de “I Fall in Love Too Easily” para percatarse de ello, a mi sobre todo me gustan las versiones que reproducen ese aire introspectivo que Baker logró con su personal visión y otros como Bill Evans o Miles Davis continuaron.

Comienzo con la versión ya comentada de Chet Baker de febrero de 1954, extraída de su trabajo Chet Baker Sings.

Ahora propongo que escuchéis dos versiones cantadas por intérpretes actuales, primero Patricia Barber en mayo de 2000, de su disco Nightclub.

Y ahora una voz masculina, que no es otra que la de uno de los mejores vocalistas actuales Gregory Porter.

Miles Davis, también se dejó seducir por este tema y la mantuvo en su repertorio prácticamente hasta su época de fusión. Ésta versión está incluidas dentro de su trabajo Seven Steps to Heaven.

Otra versión que conlleva esa carga sutil de desesperanza es la que realizaba Bill Evans en junio de 1962. perteneciente a su trabajo Moon Beams.

Otro intérprete que se ajusta como un guante a esa sensibilidad susurrante del tema, es el estupendo trompetista ‪Paolo Fresu.‬