Autor: Luis Lorenzo

Love for Sale

Dentro de los buenos propósitos prometidos en la entrada anterior, estaba el volver a recuperar el repaso por orden alfabético de los 250 temas imprescindibles para una Jam Session, siguiendo el criterio del libro de Ted Giogia. Nos quedamos en la “L” y hoy le toca el turno a “Love for Sale”, el archiconocido tema compuesto por Cole Porter.

Lo que desconocía, y nos cuenta Giogia en su libro, es que “Love for Sale”, durante décadas, las cadenas de radio se negaron a emitir esta letra. La canción, que sonó por primera vez en The New Yorkers, un musical de Broadway de 1930, adopta el punto de vista de una prostituta de la época de la ley seca, y el compositor, Cole Porter, no se mordió la lengua al presentar este “amor a la venta: joven y apetitoso”. Según Charles Darnton, el crítico del periódico Evening World, la canción era “de pésimo gusto”, y el Herald Tribune la calificó de “indecente”.

A esas críticas Porter respondía: “No me entra en la cabeza –decía–. Uno puede escribir una novela sobre una meretriz, pintar el retrato de una ramera, pero no puede componer una canción sobre una prostituta”.

Seguramente por esa controversia, la canción no comenzó a adquirir cierta popularidad hasta finales de los 40 y la siguiente década. Billie Holiday, se atrevió a grabar “Love for Sale” y fue un completo éxito. Según comentaba, cuando apareció esta canción ella trabajaba de prostituta, por lo que su interpretación transmite una autenticidad muy difícil de igualar.

Billie Holiday, extraída de su álbum Solitude, Los Ángeles, 1952.

Con todo, en esos años, era difícil encontrar versiones vocales, por el contrario, si había instrumentales como las de Erroll Garner, Sidney Bechet, Art Tatum o Charlie Parker, que la grabó, poco antes de su muerte, para el disco de homenaje a Cole Porter para el sello Verve.

Ella Fitzgerald, también tuvo el valor de enfrentarse a la interpretación de “Love for Sale”. Como muestra, esta actuación en directo en el Palais des Beaux-Arts, en Bruselas en 1957.

Una de las versiones instrumentales más destacadas, es sin duda la realizada en 1958 por Cannonball Adderley. La incluyó en su disco Somethin’ Else, en marzo de 1958, en el que colaboró Miles Davis como músico de acompañamiento.

Poco después, los papeles se invertirían y Davis graba “Love for Sale”, incluyéndola en su disco Circle in the Round, con el mismo grupo con el que grabaría Kind of Blue, incluyendo unos solos difíciles de superar. Mayo de 1958.

A partir de la década de los 60, “Love for Sale” ya estaba en el repertorio de los músicos de jazz, gracias a su peculiaridad de ofrecer múltiples posibilidades tanto para las improvisaciones como adaptación a estilos y tempos.

Por destacar alguna otra versión, incluyo la que realizaba Buddy Rich y su Big Band con arreglo de Pete Myers.

O la del trompetista Wallace Roney, incluida en su disco No Job Too Big Or Small.

Y para terminar, os dejo con la versión que actualmente copa todos los comentarios, incluso en la Wikipedia la primera opción que te ofrece es ésta (?), estoy hablando de la realizada por Tony Bennett y Lady Gaga en 2021, os dejo con ella.

On That Morning

Bueno, ya pasaron las fiestas navideñas, aunque no os fiéis, siempre es bueno mirar hacia atrás por si queda algún polvorón rezagado en busca de víctima sin Almax en el bolsillo.

Vuelve la rutina y los buenos propósitos, si es que sois valientes para tenerlos y mantenerlos, así que me aplico la norma e intento volver a rutinas pasadas como el compartir música y para comenzar el año he elegido la canción “On That Morning” del guitarrista americano Robben Ford, que en 1986 tras formar parte del grupo de Miles Davis, alcanzó fama mundial. Mucho ha llovido desde entonces, pero el que tuvo, retuvo, y si no ya me contáis después de escuchar esta preciosa balada de carretera.

Que la música os acompañe también en el 2022.

Bienvenido 2022

Y por fin llegó el día, termina éste 2021 que se ha hecho muy, muy largo.

En un principio voy a recibir el 2022 con ganas y ánimo como merece un año a estrenar, aunque no podré evitar mirar de reojo hacía todos los lados, la experiencia reciente cuenta mucho.

Como despedida musical para el 2021, os dejo con el tema Loose Duck interpretado de lujo por Wynton Marsalis Septep.

Con esta música solo podemos esperar lo mejor en el 2022.

¡¡Feliz y musical año a tod@s!!

Yumeji

Tengo a Mibandamemata muy abandonado, hay épocas en que el cuerpo te pide estar casi “a barbecho” y ésta es una de ellas. Pero eso no quita para que de vez en cuando haya una chispa que precipite el estímulo y eso ha sucedido con el tema Yumeji del compositor japonés Shigeru Umebayashi, compuesta para la banda sonora de la película In the Mood for Love (Deseando amar), del director honkonés Wong Kar-wai.

La película es considerada como la una de las películas más destacadas de éste director, rezuma poesía y belleza y en élla los protagonistas quizá expresen a veces más en sus silencios que en los propios diálogos y el tema Yumeji acompaña a la pareja protagonista en sus escenas infundiendo una desolación que conmueve.

Os dejo escuchando Yumeji con imágenes de la película.

Y la interpretación del violinista Virgil Boutellis-Taft, junto a la Royal Philharmonic Orchestra.

¡Que la música os acompañe!