Autor: Luis Lorenzo

I Surrender, Dear

“I Surrender Dear” inspiró dos películas con el mismo título: un corto musical de Bing Crosby en 1931 y un largometraje en 1948 protagonizado por la cantante Gloria Jean.

Es el turno de “I Surrender, Dear” dentro del repaso a los temas imprescindibles para una buena Jam que se precie. Compuesta por Harry Berris y letra de Gordon Clifford. La versión que Bing Crosby grabó en 1931, con la orquesta de Gus Arnheim, fue todo un éxito y según relata el mismo Bing “semana tras semana, la gente nos la pedía; no teníamos más remedio que cantarla varias veces por noche”. Gran parte de su éxito quizá fuese debido al estupendo arreglo de Jimmie Greer, que logró con varios cambios de tempo dentro del mismo tema atrapar la atención de oyente. Poco después, sería Louis Armstrong quién la grabara con un estilo diferente a la versión de Crosby, obteniendo también muy buena acogida.

Ya en 1940, Coleman Hawkins junto a los Chocolate Dandies, realizó su versión, donde incluye un excelente solo de trompeta a cargo de Roy Eldridge. Ahora bien, si hay un artista que tuvo especial interés por interpretar “I Surrender, Dear” fue Thelonious Monk y pese a su influjo, no ha sido suficiente para evitar que “I Surrender, Dear” emane una esencia anticuada, transportándonos a una atmósfera de la década de 1920, aunque su composición fuese posterior, y muy posiblemente esa circunstancia quizá reste atractivo a ojos de los intérpretes actuales.

Comenzamos el repaso de las versiones de “I Surrender, Dear” , con la que hiciera Louis Armstrong en 1931.

Ahora Coleman Hawkins and the Chocolate Dandies, con su versión de I Surrender, Dear” en 1940, donde aparece el magnífico solo de trompeta a cargo de Roy Eldridge.

El saxo tenor Paul Gonsalves, incluyó ésta magnífica versión en su disco de 1960: “Gettin Together

Y para terminar el repaso de versiones, os dejo con la que realizara el gran Thelonious Monk en su disco ‘Solo Monk‘.

Anuncios

I Should Care

Tommy Dorsey y su orquesta, junto a la cantante Bonnie Lou Williams y The Sentimentalists,
fue el primero en grabar I Should Care, el 20 de noviembre de 1944.

Seguimos internándonos en los temas imprescindibles para una buena Jam que se precie y es el turno de I Should Care. Preciosa balada compuesta en 1944 por Axel Stordahl, Paul Weston y Sammy Cahn.
Frank Sinatra logró que su grabación de “I Should Care”, en 1945, se colocara entre los diez primeros puestos de las listas, Posteriormente fueron varios los músicos atraídos por el tema, que nos han dejado sus versiones desde Bud Powell o Thelonious Monk, pasando por Johny Hartman, The Modern Jazz Quartet o Bill Evans, entre otros.

He seleccionado unos vídeos para que la podáis escuchar. El primero en presentarnos su versión es Hank Mobley, junto a Winton Kelly (piano), Paul Chambers (bajo) y Philly Joe Jones (batería).

Ahora es “La Voz”, Frank Sinatra con su versión que popularizó en 1945.

Más actual, pero no menos atractiva, fue la versión que realizó en 2012 Amy Winehouse.

Thelonious Monk, también la grabó en varias ocasiones, en ésta ocasión es la incluida en su trabajo “Solo Monk“, Los Ángeles, 1964.

Y para terminar, la versión realizada de I Should Care por el trompetista Nat Adderley.

Nicole Willis

Bueno ya va siendo hora de comenzar musicalmente el año, me daba pereza y además he tenido que pasar el gripazo recurrente de casi todos los inviernos, así que nada mejor para quitarnos de encima la polilla navideña y la resaca invernal que la artista que os traigo, Nicole Willis, neoyorquina y desde hace años afincada en Finlandia, que además de cantante es compositora y pintora con numerosas exposiciones en su haber.
Pero lo que a mi más me interesa es su música que claramente es una revisión del soul de los 60 pero que con su particular voz y la simbiosis que logra con el grupo The Soul Investigators, consiguieron un soul atemporal que los hacía sonar frescos y modernos. Con ellos grabó tres trabajos: Keep Reachin Up (2005), Tortured Soul (2013) y un último en 2015 “Happiness In Every Style“.

El pasado 2017 grabó su último trabajo hasta el momento “My Name Is Nicole Willis“, donde además de cantar, como es habitual, compuso las letras de las canciones, la música y lo produjo, vamos un Juan Palomo en femenino, todo ello con la colaboración de la Big Band UMO Jazz Orchestra.

Os dejo algunos vídeos de la época de Nicole Willis & The Soul Investigators para que escuchéis como se lo montaban.

If This Ain’t Love (Don’t Know What Is)”

Feeling Free

Invisible Man

No One’s Gonna Love You

¡¡¡Que os vaya bonito el 2018!!!

Según la Wikipedia, en China , el 8 es un número que simboliza la buena suerte. Por otra parte, los átomos siempre buscan tener 8 electrones de valencia, a ésto se conoce como “Regla del Octeto” y digo yo que será por algo, no todos los átomos van a ser tontos. Además, para el tema que aquí tratamos, en las escalas musicales occidentales, la octava es la misma nota que la primera, es decir, es la misma nota “tónica” de la escala y eso lo creáis o no, tiene mucha importancia. Tenéis todo un año para darle vueltas…

Que os vaya bonito el 2018

Y para cerrar el 2017 y comenzar 2018, os dejo esta versión de John Coltrane, de su What Child Is This? (Greensleeves), en directo en el Village Vanguard, 1961. Para mi, una de las melodías que siempre que la escucho me da buen rollo, no lo puedo evitar.

Ahora, tomaros unas cuantos orujos y hacer el coro a Tom Waits, en éste Live Silent Night que interpretaba en directo en Mineapolis.

Si por contra, os da la vena de corazón amoroso al mundo mundial incluidos los veganos, podéis escuchar este navideño Silent Night interpretado por Chet Baker.

Y por último os dejo con mi cantante favorita Billie Holiday, interpretando I’ve Got My Love To Keep Me Warm (“Tengo mi amor para mantenerme caliente”), canción popular escrita en 1937 por Irving Berlin.

La canción ha sido asimilada en la tradición musical navideña estadounidense. Billie está acompañada por Charlie Shavers (trompeta), Tony Scott (clarinete), Budd Johnson (tenor), Carl Drinkard (piano), Billy Bauer (guitarra), Leonard Gaskin (bajo) y Cozy Cole (batería). Grabado en Nueva York, 14 de febrero de 1955.

La nieve está nevando
El viento está soplando
Pero puedo capear la tormenta
Por qué me importa cuánto puede suceder
Tengo mi amor para mantenerme caliente

No puedo recordar
Un peor Diciembre
Solo mira esos carámbanos formarse
Por qué me importa si se forman carámbanos,
tengo mi amor para mantenerme caliente.
Con mi abrigo.
Con mis guantes.
No necesito abrigo.
Estoy ardiendo de amor.

Mi corazón está ardiendo.
La llama crece más.
Por lo tanto, soportaré la tormenta.
¿Por qué me debe importar mucho
lo que pueda hacer la tormenta?
Tengo mi amor para mantenerme caliente

Mi corazón está en llamas
La llama crece más alto
Así que voy a capear la tormenta
Por qué me importa cuánto puede suceder
Tengo mi amor para mantenerme caliente