“Una vida ejemplar” la biografía de Art Pepper

Art Pepper

Art Pepper y Laurie Pepper autora de la biografía

Acabo de leer la biografía del saxofonista Art Pepper, “Una vida ejemplar“, elaborada por la que fuera su última compañera Laurie Pepper, en estrecha relación con el propio Art. El libro está planteado a modo de documental, con narraciones de Art Pepper en primera persona y salpicado de entrevistas a personas relacionadas con él, familiares, músicos, amigo, etc.

Su lectura no deja indiferente, con descarnada valentía Pepper hace un repaso de su vida a través de sus recuerdos, anécdotas, alucinaciones y sentimientos, que dibujan un recorrido sin concesiones por su vertiginosa existencia.

La narración transpira sinceridad y atrapa al lector desde el primer momento, presentándonos a Pepper como un antihéroe donde su virtud radica justamente en no tenerla, narra su paso por la cárcel en varias ocasiones, su drogodependencia omnipresente en su vida, asumida, deseada sin arrepentimiento e idolatrada a grado de compulsivo gourmet, expone su sexualidad de forma descarnada y sin ningún tipo de vergüenza; sus sentimientos y relaciones amorosas las revive con determinación de historiador; sus paranoias, cagadas y embustes las describe de forma cándida y finalmente su relación con la música, que pese a todo, siempre está presente con mayor o menor intensidad en la narración, en un principio la describe como si se tratase de un don que percibió desde los primeros años de su vida y que por otra parte, no supo, o no pudo ser capaz de gestionar el éxito, cada vez que resurgía de un periodo negro en su vida y conseguía con su enorme capacidad afianzarse y destacar en el entorno musical, resurgen los comportamientos autodestructivos que tiran todo por la borda, todo se rompe, retomando las drogas y dando alas a sus paranoias y a la mala vida de una manera encarnizada y sin cuartel.

En definitiva, me parece un libro apasionante, aunque a veces no entiendas el por qué un hombre con la inteligencia y capacidades musicales que Art Pepper tenía, no fuera capaz de romper ese hábito autodestructivo patológico que le acompaño prácticamente hasta el final de sus días.

En el ámbito musical, tuvo la mala fortuna de coincidir generacionalmente con Charlie Parker y es posible que eso pesara también en su ánimo, aunque su estilo es absolutamente propio y reconocible, mucho más cercano al melódico sonido del Oeste que al bronco y urgente que se hacía en NY y que su más destacado representante fue Bird. De cualquier forma, ningún aficionado al jazz ignora la tremenda calidad de Art Pepper, para muchos, entre los que me incluyo, uno de los mejores saxos altos que ha tenido ese estilo musical.

Y para ilustrar lo comentado quiero compartir unos cuantos temas, quizás no sean los mejores pero dan una muestra del buen hacer de éste pedazo de músico.

Comienzo con la versión del tema de Monk, Round Midnight. Le acompañan en la grabación Russ Freeman (piano), Bob Magnusson (bajo) y Frank Butler (batería).

Seguimos con un tema compuesto por Art “Mambo Koyana

Ahora es el turno de Blue bossa

Continuamos con el tema Groovin´High del magnífico disco Art Pepper+Eleven

Un tema compuesto por Art y que tenía especial cariño, “Patricia

Y para terminar el blues grabado en directo “Thank you blues

Sin duda Art Pepper fue uno de los grandes

Anuncios

2 comments

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s