Número 1

Ayer me quedé viendo la “final” del programa Número 1 en una de las principales cadenas privadas de nuestra parrilla televisiva, he de reconocer que no soporté el programa hasta saber quién fue el afortunado/a que se hizo con el ansiado título, pero vamos me chupé casi dos horitas del concurso, y con ello me quedó una sensación encontrada, por un lado valoro la ilusión, el buen hacer y la entrega de los concursantes, por otro, me echa para atrás en general la parafernalia: el jurado (como concepto) y la mayoría de sus componentes, la publicidad abusiva, el manejo mercantilista del concurso en sí…

Y al final no se me ocurre otra cosa que reconocer la finalidad del evento, es un concurso para proveer de material nuevo (en forma de cantantes) al mercado musical y del espectáculo de siempre, intención legítima pero que me deja la sensación de “deja vu” que dirían los finos… o será la puta envidia y en vez de ir de listillo, tenía que haberme empapado de Adamo, Gelu o Luis Aguilé por poner algunos ejemplos de lo que se escuchaba en la radio cuando yo era un crío, para sentir en su esencia lo que me vende la mercadotecnia musical, en vez de buscar tres pies al gato y decantarme por músicas y músicos catalogados como raros en el escuchar cotidiano…(?)

Anuncios

2 comments

  1. Con mis respetos a Adamo y compañía creo que en el fondo cuando alguien escucha música, la que sea y como sea, una de dos, o se va a su casa tarareando lo que acaba de escuchar, o parte hacia la primera clínica de urgencia a extirparse los oídos. Quiero decir con esto, que lo que importa del que hace y el que escucha música es el momento efímero de la interpretación (que le digan a Manolo el del bombo si no se lo pasa bien dándole y dándole y dándole) y la sensación que deja tras ese momento (lo siguiente tras escuchar a Manolo el del bombo es volver a la clínica a rematar la faena).
    De momento usted querido amigo, se tragó dos horas de anuncios y de acciones amañadas que depende de si la audiencia sube o baja, eso y dos horitas que perdió de estar dándole cera a un saxo por ejemplo.
    Un saludo
    Quiero una camiseta

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s