Kids and Music

Había escuchado muchos comentarios elogiosos y por fin he podido ver el documental “Kids and Music” de la Sant Andreu Jazz Band, y emocionarme con el estupendo trabajo de Joan Chamorro.

En “Kids and Music” se describe como ésta joven orquesta, dirigida por Joan Chamorro, reúne a niños y niñas de entre 6 y 18 años alrededor de la música de jazz. El documental, de la mano del director de cine Ramón Tort, nos sumerge en un método de enseñanza tan singular como los resultados que genera y que logró ganar en 2013 el premio al mejor largometraje en el Festival de Cine de Austin (Texas, EE.UU.).

Parece increíble que una escuela de música de barrio pueda haber formado una big band infantil y juvenil de estas características tan especiales. La banda nació el 2006 en el seno de la Escola Municipal de Música de Sant Andreu y en la actualidad ofrece conciertos en festivales de España y Europa.

Pero lo que impresiona y conmueve es poder observar el método de enseñanza de Joan Chamorro, y como los chavales absorben ese espíritu, ese amor y disfrute de una música que en teoría les podría ser ajena a niños y jóvenes de esas edades. Y de alguna manera, es también un homenaje a todos esos profesionales que en la sombra o no, como fue el caso de José Antonio Abreu que comentamos no hace muchos meses, son capaces de transmitir, inculcar y motivar el cariño a la música, sea del estilo que sea, para disfrute de los chavales en una sociedad que de habitual vive de espaldas, o como mínimo ignora la formación musical.

Os dejo el enlace de YouTube, no os la perdáis.

Anuncios

In a Mellow Tone

Retomamos ante el ventilador el repaso de los 250 temas “imprescindibles” para una Jazz Session. El tema que hoy escuchamos es In a Mellow Tone, compuesto en 1939 por Duke Ellington y con letra de Milt Gabler.

El famoso copia y pega, ha sido utilizado desde tiempo inmemorial y en el jazz, como en cualquier otro ámbito artístico, se ha realizado con frecuencia. En el tema que nos ocupa, Ellington no tuvo ningún reparo en utilizar la progresión de acordes del tema “Rose Room” compuesto en 1917 por Art Hickman y Harry Williams y que el mismo Duke ya había grabado en 1932, para acoplar una nueva melodía y así conseguir una pieza nueva a la que denominó “In a Mellow Tone”, durante el proceso, aparte de la melodía, añadió otra serie de elementos que enriquecieron notablemente la composición y de resultas surgió ésta estupenda y lánguida composición de swing.

En los años 40, otros artistas como Red Norvo y posteriormente Charlie Barnet grabaron sus versiones. Pero hasta mediados de los 50 no fue un tema recurrente, hasta que músicos de la vieja escuela como Erroll Garner, Clark Terry, Coleman Hawkins, Ben Webster la incluyeran en sus repertorios. En los 60, “In a Mellow Tone” también atrajo la atención de músicos jóvenes de tendencia innovadora, como Eric Dolphy, Charles Mingus, Rahsaan Roland Kirk, McCoy Tyner o Art Pepper entre otros. Y así hasta nuestros días, donde siempre representa un buen recurso en una Jam para disfrutar de un buen rato de swing.

Comenzamos la escucha con la versión que grabó el tenor Paul Gonsalves, junto a Clark Terry y el mismo Duke Ellington, en esas sesiones donde Duke gustaba realizar sus temas con grupos reducidos de músicos pertenecientes a su Big Band.

Continuamos con la versión de Red Norvo (1943).

Sin duda Ella Fitzgerald, representa la voz de In A Mellow Tone.

El genio de Eric Dolphy se deja sentir con su interpretación a la flauta en esta versión de In a Mellow Tone, que realizara junto al Chico Hamilton Quintet en 1958.

Impresionante Art Pepper, con su versión al clarinete junto a pianista George Cables, en 1982.

Y para terminar, la versión de ese monstruo llamado Count Basie y su increíble big band en directo en 1981.

 

Los soundies, los videoclips de los años 40

Siempre la industria del espectáculo ha intentado atraer y alcanzar al máximo de público para mostrar y vender sus productos. Durante los años 1940 y 1946, se cree que se llegaron a producir en Estados Unidos más de 1.800 soundies.

¿Qué era un soundie? Eran cortos de unos 3 minutos de duración que ofrecían una actuación musical, de Jazz en su inmensa mayoría, aunque dentro de su producción tenia cabida una gran variedad de temas diferentes: danza, comedia, musical, vodevil, deportes, atracciones circenses…; y diversidad de géneros musicales: clásica, swing, gospel, country, música latinoamericana, etc.

Las películas podían verse, con una moneda de 10 centavos, en una especie de máquina de discos con proyector, presente en numerosos clubes nocturnos, bares, restaurantes, fábricas y centros de diversión y los soundies, estaban generalmente disponibles para su alquiler en pocas semanas después de su rodaje.

Como en la actualidad, esas grabaciones dieron la posibilidad a multitud de artistas de llegar a un público que de otra manera hubiese sido imposible. En 1958, siguiendo los pasos de los soundies se llegó al desarrollo del Scopitone, películas en color y una banda sonora magnética. Fueron creados por la compañía francesa Cameca y como anteriormente los soundies, los Scopitones fueron exhibidos en máquinas proyectoras especiales.

Hoy en día, los soundies son quizás la mejor fuente para conocer y preservar toda una época en cuanto al mundo del espectáculo dentro de Estados Unidos y para conocer, toda una serie de bizarras actuaciones de artistas afroamericanos con menos oportunidades de aparecer en películas de éxito popular.

Hay soundies, con actuaciones de Louis Armstrong, Duke Ellington, Nat King Cole, Glenn Miller, Fats Waller, Cab Coloway, Count Basie y un largo etcétera, con que pongáis “soundies” en YouTube, podéis pasados horas de visualización. A continuación voy a compartir algunos de los que más me han llamado la atención, pero insisto en que exploréis por vuestra cuenta la red y encontraréis verdaderas curiosidades.

Count Basie y su Orquesta.

Duke Ellington – Cottontail – Hot Chocolate 1941.

Louis Jordan. Let The Good Times Roll. 1940’s R&B.

Duke Ellington – C Jam Blues (1942).

“Danced” de Billy Burt.

Jack Teagarden & His All Stars.

Éste me ha llamado la atención, porque expone la idea que luego los videoclips contemporáneos han continuado, mucho postureo y poca música.

Impressions

Continuamos repasando los “imprescindibles” para una buena Jam, en esta ocasión nos encontramos con uno de esos temas que son pilares del legado del jazz de toda una época y (además viene que ni pintado tras el anuncio esta semana de la publicación de un álbum inédito del gran Coltrane), me refiero a Impressions, compuesta por John Coltrane.

Se ha comentado que ésta pieza modal es una variación del tema de Miles DavisSo What”, de su famoso y trascendente álbum Kind of Blue, de 1959, en el que participó Coltrane de forma destacada, pero la cosa no termina ahí, porque “So What” está claramente influenciada por un tema de Ahmad Jamal grabada en 1955, denominada “Pavanne”, donde se escucha al guitarrista Ray Crawford tocar una melodía parecida a la que Coltrane utilizaría en “Impressions”. Y seguimos, a su vez “Pavanne” está inspirada en la American Symphonette número 2 de Morton Gould, composición de 1939 en la que el interludio es prácticamente igual al Impressions.

Ahora bien, parecería que todo es un copia y pega y nada más lejos de la realidad, la manera de abordar esa “coincidencia” melódica por parte de cada uno de los artistas mencionados, difiere tanto que el resultado final es una obra absolutamente original con una marcada personalidad propia. Como nos comenta Ted Gioia: “si Kind of Blue se deleita en la pureza y austeridad de una música purgada de excesos que regresa a los principios más elementales, el “Impressions” de Coltrane, en sus múltiples encarnaciones, nos muestra al saxofonista tenor regodeándose en la construcción de superestructuras de suma complejidad a partir de las bases más simples, y empeñado en llevar la pieza hasta sus límites tonales… y más allá“.

Y ahora, lo mejor es disfrutar escuchando éste pedazo de tema, al que se recurre y se recurrirá en cualquier Jam del mundo. Comenzamos como debe ser por el principio, John Coltrane junto a McCoy Tyner (piano), Jimmy Garrison (bajo) y Elvin Jones (batería).

Seguimos con la versión que realizara Wes Montgomery, también en directo en Belgica en 1965.

Damos un salto en el tiempo y nos vamos a 1996 con el trío de McCoy Tyner acompañados por “super” Michael Brecker, en directo en Praga.

Ahora una curiosidad, la potente versión que realiza la NDR Big Band junto a destacados invitados como Pat Metheny, Peter Erskine y otros fieras.

Seguimos con la mirada especial del Art Ensemble of Chicago, que resuelven de una manera original y diferente su homenaje a Coltrane.

Y para terminar esta larga exposición de versiones, os dejo con la que hace en directo otra fuerza de la naturaleza, Joel Frahm Quartet que creo que nos devuelve al espíritu de Coltrane.

Ha sido intensa la escucha, pero creo que el tema lo merece y me he quedado con ganas de compartir un montón más de versiones, pero eso os lo dejo a criterio de vuestra curiosidad.

Que la música os acompañe.